Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ford advierte de su delicada situación a los trabajadores

La multinacional Ford se encuentra en una situación difícil tanto en la matriz de Estados Unidos como en Europa, dado el desplome de las ventas que ha seguido a la traslación de la crisis financiera a la economía real. Se lo comunicó ayer la dirección de la empresa a los trabajadores de la planta de Almussafes como aviso para navegantes en la primera reunión para renovar el convenio colectivo.

Las posiciones de los sindicatos ante la negociación parten de posiciones muy alejadas. UGT, mayoritario en la factoría, quiere que el convenio se firme para cinco años. Sería una forma, ha venido señalando el secretario general del sindicato en la planta, Gonzalo Pino, de dar estabilidad a la plantilla ante los duros tiempos que se avecinan. Sería también una forma de salvar en lo posible el acuerdo de viabilidad de la planta acordado por el propio Pino en septiembre de 2007 para garantizar a medio plazo la continuidad de la mayor fábrica valenciana.

Los sindicatos minoritarios, con Comisiones Obreras a la cabeza, que nunca creyeron en aquel pacto (que garantizó una inversión de 425 millones de euros de los que una parte ya se ha realizado), apuestan, sin embargo, por que el convenio sea de sólo un año. No resultaría conveniente, ha repetido Miquel Rosaleny, secretario general de CC OO en la fábrica, pillarse los dedos aceptando un convenio a la baja y para cinco años en un momento de crisis económica porque si las nubes se despejan en los próximos meses la plantilla carecería de margen para negociar mejoras hasta que no concluyera su vigencia.

Ford se ha inclinado por esta segunda opción, aunque da la impresión de que no precisamente por los razonamientos de CC OO, sino, más probablemente, porque la incertidumbre que rodea al sector del automóvil es enorme y las decisiones sobre el volumen de producción son susceptibles de ser revisadas en cualquier momento.

La compañía ha ofrecido mantener los salarios e introducir variaciones en otros conceptos retributivos que perciben los trabajadores, informó ayer Efe. Según el documento al que tuvo acceso, la empresa plantea que los pluses de asistencia y puntualidad se transformen en un único incentivo por asistencia real; limitar la antigüedad a cuatro quinquenios y eliminarla para los futuros contratados fijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009