Castedo y Soler rompen con el distanciamiento entre Alicante y Elche

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, de PP, y el alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, escenificaron ayer en una reunión mantenida en Elche el inicio de una nueva etapa de entendimiento en las relaciones entre ambos municipios. Nunca ha sido explícito el enfrentamiento pero sí han vivido de espaldas durante décadas, especialmente desde que los populares accedieron a la alcaldía de la capital. Ambos municipios concentran más de medio millón de habitantes (331.000, en Alicante, por 230.000, en Elche).

A propósito de un encuentro para tratar sobre las alegaciones presentadas por el Consistorio ilicitano al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante, ambos regidores acordaron "colaborar para crecer juntos". El primer objetivo será trabajar para mejorar infraestructuras comunes como el aeropuerto de L'Altet, en el término de Elche pero que da servicio a toda la provincia.

Soler manifestó que ambos coincidieron en la necesidad de luchar por la ampliación del aeropuerto y potenciar infraestructuras comunes. Castedo remarcó ese aspecto y disipó a su homólogo las dudas de Elche respecto al PGOU de Alicante. Los técnicos de Elche presentaron, entre otras, alegaciones respecto al paseo marítimo que se plantea en Urbanova y un sector comercial en N-340, entre ambos municipios y junto a terrenos calificados en Elche como no urbanizables de especial protección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50