Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xunta y empresas pactarán cómo regular sus relaciones en el Gaiás

El modelo de gestión pretende garantizar la propiedad pública del complejo

Caixa Galicia y Caixanova son los dos principales socios de la recién creada Fundación Gaiás Cidade da Cultura. Con tres millones de euros cada una, las aportaciones de las entidades financieras suponen algo más de la mitad del total del capital privado (11.750.000) del nuevo organismo. Unión Fenosa, Inditex e Inveravante, que contribuyen con un millón, y la Fundación Pedro Barrié de la Maza (500.000), siguen a las cajas. En 250.000 euros, respectivamente, se cifra el montante que las demás empresas -Banco Gallego, Grupo R, Gadisa, Hijos de J.Rivera, Grupo Coren, Epifanio Campo, Monbús, Grupo Nossa Terra 21 e Hijos de J. Barrera- suman a la nueva fundación.

El ente, del que dependerá la gestión del Centro de Arte Internacional, el Museo dos Nenos y el Escenario Obradoiro del monte Gaiás (Santiago de Compostela), completa su capital inicial con los 11.250.000 de euros de la Xunta a través de la Fundación Cidade da Cultura, activa desde 1999. El plan económico, diseñado a cuatro años y con un importe "totalmente desembolsado", deja en manos privadas el 51% de la Fundación Gaiás. Según un acuerdo tomado en el Consello de la Xunta el pasado 11 de diciembre, "la participación máxima [pública] no podrá exceder en ningún caso el 49% de la dotación inicial de la misma". Los datos aparecen recogidos en el documento Informe sobre a creación da Fundación Gaiás Cidade da Cultura que la Consellería de Economía dio a conocer al gobierno en el último Consello de 2008, el 30 de diciembre.

Touriño y Quintana acordaron hace un año la entrada de compañías en el Gaiás

Fenosa, Inveravante e Inditex contribuyen con un millón de euros cada una

Constructora San José se descolgó del proyecto poco antes de presentarse

La participación del Gobierno en la nueva fundación no podrá exceder el 49%

El mencionado informe, al que el máximo órgano decisorio de la Xunta accedió al día siguiente de la presentación pública de la Fundación Gaiás, se refiere a las "líneas directoras del modelo de gestión": "1. Garantizar el control público de la propiedad de los activos. 2. Desarrollo sostenible del proyecto cultural mediante la diversificación de las fuentes de financiación. 3. Aplicación de los criterios de gestión más eficientes". En él figuran, extractados, los estatutos que la fundación presidida por Juan Manuel Urgoiti aprobó en su reunión de constitución y a la que asistieron representantes de las 15 compañías que han entrado a formar parte del organismo. El reglamento fue redactado, tras un encargo del presidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño, por el vicepresidente de Igualdade e Benestar, Anxo Quintana, y por el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio.

En la comisión ejecutiva, igualmente ratificada por la junta inaugural, se sentarán, además de Urgoiti, el conselleiro de Cultura (vicepresidente de la fundación), el conselleiro de Economía e Facenda (vicepresidente segundo) y, como vicepresidente tercero, José María Rivera, del consejo general de Hijos de J. Rivera, la fábrica de la popular cerveza Estrella Galicia. Con un representante de la Fundación Cidade da Cultura y los directores generales de las dos cajas -José Luis Méndez por Caixa Galicia y Julio Fernández Gayoso por Caixanova- se cierra la composición de un ente que, entre sus objetivos prioritarios se formula establecer "bases para formalizar la relación entre la Fundación Cidade da Cultura de Galicia y la Fundación Gaiás. Cidade da Cultura": generar un protocolo que ordene los contactos entre lo público y lo privado en el macrocomplejo cultural del monte Gaiás.

El Informe sobre a creación... también resume la secuencia de encuentros en los que se decidió la entrada de capital privado en la Cidade da Cultura y que arranca en enero del pasado año: Pérez Touriño y Fernández Antonio por el PSdeG, y Anxo Quintana y Ánxela Bugallo por el BNG acordaron entonces "un modelo híbrido de gestión". La combinación de "la fundación pública existente", que rige la Biblioteca y el Arquivo Nacional (ambos con director nombrado, Xosé Regos y Gabriel Quiroga, respectivamente), el Museo de Historia de Galicia y el Centro de Investigación de Patrimonio, y una "fundación privada para la gestión" del Centro de Arte Internacional, el Museo dos Nenos y el Escenario Obradoiro. Al titular de Economía "se le encomendó el desarrollo de este proyecto".

El propio Pérez Touriño propuso a un grupo de empresarios y entidades financieras, en el mes de julio de 2007, "participar en la futura fundación" Gaiás. Entre los que aceptaron se descolgó, poco tiempo antes de su constitución pública, Constructora San José, octava adjudicataria en el polémico concurso eólico de la Consellería de Innovación e Industria y que acaba de poner en marcha el diario en papel Xornal de Galicia. Un portavoz de Economía e Facenda asegura, sin embargo, que San José sólo fue una de las muchas empresas con las que contactó la Xunta para el patronato de la fundación privada del Gaiás.

A pesar del acuerdo entre los socios del bipartito, las fricciones surgieron dentro de las filas nacionalistas y llegaron a la destitución del secretario general de la Consellería de Cultura, Carlos Alberto Amoedo. En su día trascendió que su oposición al modelo privado de la Fundación Gaiás fue el detonante de su salida de la Xunta. Aunque el portavoz nacional del BNG, y vicepresidente del Gobierno, Anxo Quintana, defendió públicamente la decisión de Ánxela Bugallo, no son pocas las voces que relacionan la no inclusión de la responsable de Cultura en las listas electorales del BNG con su trabajo en la Cidade da Cultura.

El organismo que encabeza Juan Manuel Urgoiti, con experiencia al frente del Real Patronato del Centro de Arte Reina Sofía y licenciado en Derecho, gestionará, aparte de los tres centros citados, lo que el documento del Consello denomina "áreas de actividad transversal" y que fueron expuestas en el Parlamento de Galicia el pasado 16 de noviembre. Patrocinios corporativos o de actividades, gestión de marca -incluye mercadotecnia, derechos de imagen y retransmisión y media-, captación y fidelización -Club de Amigos y programa de visitas-, gestión de espacios -áreas comerciales, de restauración, aparcamientos o alquiler de lugares para eventos- y los servicios comunes -seguridad y mantenimiento- conforman la "actividad transversal" que dirigirá la fundación privada.

Otro de los puntos calientes del modelo pactado reside en el nombramiento del director general del nuevo organismo, en quien recaerá la capacidad ejecutiva. Según los estatutos, el patronato lo designará a propuesta de la Fundación Cidade da Cultura [pública]. El editor y escritor Víctor Fernández Freixanes, actual cabeza visible de la Editorial Galaxia, rechazó la oferta de la parte nacionalista del Gobierno, que reclama para sí el derecho a escoger el nombre tras aceptar el modelo mixto privado-público con mayoría privada ideado por el PSdeG.

La herencia envenenada que los gobiernos de Manuel Fraga Iribarne (1990-2005) dejaron a la actual Xunta en el Gaiás parece, sin embargo, lejos de solucionarse. Desde el departamento de Economía e Facenda calculan que, con las obras finalizadas en el año 2012, habrán sido casi 500 los millones de euros gastados en la Cidade da Cultura: cuatro veces más que lo anunciado en 1999, cuando Jesús Pérez Varela (PP) dirigía la consellería. Y eso aun con el proyecto reajustado, a la baja, por el bipartito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 2009