Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El príncipe se da un chapuzón

Alberto de Mónaco, de Papá Noel por una obra benéfica

El príncipe Alberto II de Mónaco se vistió de rojo para participar en el tradicional Baño Caritativo de Navidad, que organiza la Asociación TATSA (Tahi after tsunami schooling Aid) en la playa de la Rosa, en Mónaco, cada 24 de diciembre desde 2005.

Ni en fiestas la realeza cuelga la corona y Alberto de Mónaco se dejó fotografiar en un familiar baño playero, junto a más de 150 monegascos en las aguas del mar Mediterráneo, que no superaban los 13 grados centígrados de temperatura. El príncipe apareció con traje de baño a rayas, chaqueta y gorro de Papá Noel y luciendo sus michelines sin inhibiciones. Tras el baño, los participantes, incluido Alberto, tomaron un chocolate caliente y dulces. Cada bañista aportó 10 euros para financiar un proyecto educativo dirigido a los niños afectados por el tsunami.

La semana pasada, Alberto y sus hermanas, Carolina y Estefanía, recibieron a un grupo de niños en el palacio de Monte Carlo para celebrar la tradicional fiesta de navidad que institucionalizó su madre, Grace Kelly, desde 1956. En esa ocasión el príncipe lució una corbata con motivos navideños y compartió merienda y regalos con los niños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de diciembre de 2008