Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OPEP pacta el mayor recorte de producción de petróleo de su historia

El cartel extraerá 2,2 millones menos de crudo al día para subir los precios

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) quiere frenar la caída del precio del crudo. Por eso llevaba días anunciando que en su reunión de ayer, celebrada en Orán, Argelia, los 11 países miembros pensaban recortar en dos millones de barriles de petróleo diarios la producción, para "equilibrar" oferta y demanda. Finalmente, acabaron pactando un tijeretazo de 2,2 millones a partir del 1 de enero de 2009, recorte récord de su historia, cercano al 8% del total. Sin embargo, la reacción de los mercados internacionales no fue como esperaban.

Los inversores no parecían convencidos de que la menor producción compense la caída del consumo por la recesión económica. Para colmo, el Departamento de Energía de Estados Unidos actuó de contrapeso del pacto de la OPEP. Anunció que las reservas de crudo del país continúan creciendo. Su inventario ha aumentado hasta los 525.000 barriles (desde los 321.000 de la semana pasada). Durante las últimas cuatro semanas, los estadounidenses han consumido 19,6 millones de barriles al día, un 4,9% menos que hace un año.

El petróleo West Texas, de referencia en Estados Unidos, respondió a la perspectiva de la oferta y perdió cerca de dos dólares de su valor, hasta los cerca de 42 dólares (29 euros). En algunos momentos de la jornada incluso marcó su precio mínimo en más de cuatro años. El brent, de referencia en Europa, subió cerca del 3%, pero más por una nueva caída de la cotización del dólar (divisa en la que se compra esta materia prima) que por una verdadera reacción a la reunión del cartel petrolero.

Y eso que la OPEP intentó atizar los ánimos. En el comunicado oficial tras la reunión aludió a "un recorte de 4,2 millones de barriles al día", acumulando así la bajada de producción desde septiembre (incluyendo los dos recortes pactados en reuniones extraordinarias de septiembre y noviembre, ya aplicados), en lugar de los datos novedosos de 2,2 millones menos.

"La Conferencia ha observado que el volumen de crudo que entra en el mercado es excesivo", explicó la OPEP. El año que viene producirá 24,85 millones de barriles al día, un 14% menos que el pasado verano. Instaron además a los países productores no miembros del cartel a "cooperar" para apoyar "la estabilidad". Rusia, principal competidor e invitado a Orán, recogió el guante y se comprometió a producir 320.000 barriles diarios menos.

Los productores intentan emular una antigua gesta: cuando el precio de su oro negro cayó durante la ralentización económica de finales de los noventa a los 10 dólares por barril, aplicaron un recorte (por entonces récord) de 1,7 millones de barriles. Un año después, el precio del barril había aumentado a 30 dólares.

"El impacto de la ralentización económica ha contribuido a una destrucción de la demanda, y, como consecuencia, a una rebaja sin precedentes del precio, que ha caído 90 dólares por barril desde julio", razonaron. El presidente de turno de la OPEP y ministro de Energía de Argelia, Chakib Khelil, ya declaró hace unos días que, en su opinión, el precio del petróleo, para permitir prospecciones, debía estar entre los 70 y los 80 dólares.

La caída del precio del crudo continúa acompañada de una bajada del precio de los combustibles. Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el gasóleo cuesta de media en España esta semana 0,88 euros y la gasolina 0,86 euros, cerca de un 30% menos que en julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de diciembre de 2008