Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Ted Rogers, empresario de las telecomunicaciones

Su grupo controla en Canadá una telefónica, televisiones y revistas

La oficina principal del conglomerado canadiense de telecomunicaciones Rogers Communications llevaba vacía desde semanas. Ted Rogers, fundador del imperio familiar, estaba hospitalizado por complicaciones en una enfermedad cardiaca que ya venía mermando su estado de salud. El pasado lunes, el magnate murió en su residencia en Toronto. Tenía 75 años de edad.

Ted Rogers fue un pionero como su padre, Edward Rogers, inventor de la tecnología que sirvió para popularizar el uso de la radio. Vio que a través de las ondas podía llegar a los hogares con servicios para entretener, informar y educar a las familias. Y con esa misión transformó una pequeña estación pionera de radio FM en una de las mayores compañías de telecomunicaciones norteamericanas.

Rogers está considerado como una de las principales figuras del mundo empresarial de su país. Su aventura comenzó en 1960, con 85.000 dólares canadienses en el bolsillo que consiguió gracias a un préstamo. Casi medio siglo después, el imperio controla el mayor operador de telefonía celular de Canadá, una de las mayores redes de televisión por cable del país y medios impresos, como L'Actualité, Maclean's y Chatelaine.

Ted Rogers, graduado en letras por la Universidad de Toronto y después en derecho por Osggode, empezó a invertir en las tecnologías inalámbricas en los años ochenta, cuando aún era un sector incipiente, y cerraría unos años después el círculo metiéndose en el universo de Internet. La compañía presta hoy servicios de telefonía a 7,7 millones de canadienses, cuenta con 2,3 millones de abonados al cable y 1,6 millones de clientes en Internet.

También fue una persona muy admirada por sus grandes competidores, como Ivan Fecan, consejero delegado de CTVglobemedia, quien en un comunicado destacó la cooperación que tuvo siempre con Ted Rogers y su contribución al país. Rogers Communications, que cotiza en Wall Street bajo el símbolo RCI, da empleo en la actualidad a 27.000 personas y sus ingresos anuales superan los 10.000 millones de dólares canadienses.

Phil Lind, que trabajó durante cuatro décadas con Ted Rogers, destaca además la dedicación del magnate hacia su familia y a su comunidad a través de generosas obras benéficas. En 1990 fue designado oficial de la Orden de Canadá y desde 1994 formaba parte del Canadian Business Hall of Fame. Rogers Communications es propietaria además del equipo de béisbol Blue Jays de Toronto, que adquirió en 2000.

Ted Rogers.
Ted Rogers.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS