El puerto de Alicante busca otros mercados por la crisis

La crisis de la construcción está afectando de lleno al tráfico del puerto de Alicante y ha sido determinante, según sus responsables, para que se reduzca su tráfico de mercancías en un 20% hasta el pasado mes de octubre. Por ello, Sergio Campos, presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, explicó ayer que ante esta coyuntura "es necesario buscar nuevos canales y mercados".

El puerto de Alicante pretende potenciar las conexiones con Tánger y el Mar Negro, entre otros, según añadió el director del recinto, Juan Ferrer. El recinto inauguró recientemente, además, una línea con Centroamérica, Suramérica y el Caribe. El director del puerto, por otro lado, restó importancia a la eventual marcha de alguna conexión. "Unas líneas se van y otras llegan", se limitó a decir Ferrer.

Pese a los malos datos de tráfico de mercancías, el puerto de Alicante asegura que cerrará el ejercicio con beneficios, aunque admitió que las cifras "serán menores" que las registradas en otros años. Los responsables portuarios, además, destacaron que en medio de esta crisis el único tráfico que está aumentando con claridad es el de cruceros, que entre enero y octubre creció un 27% sobre el mismo periodo del año anterior. El puerto asegura que ya está recibiendo reservas para cruceros en el año 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50