Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saura señala a Herrera como virtual número dos de ICV

Guillot, actual secretario general, abierto a retirarse

El próximo congreso de Iniciativa per Catalunya que servirá para reafirmar a Joan Saura en la presidencia del partido tendrá también un marcado carácter de fin de ciclo. Saura optará a la reelección por última vez y no tendrá ningún rival que le dispute la presidencia, pero el líder ecosocialista anunció ayer que se dispone a dar más protagonismo a otros dirigentes más jóvenes para preparar su relevo. El portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Joan Herrera, será uno de los que más peso ganará en el seno de la dirección, según indicó ayer el propio Saura, quien también citó a las diputadas Dolors Camats y Laia Ortiz.

El congreso de ICV reafirmará el liderazgo de Saura por última vez

Fuentes cercanas a Saura aseguraron ayer que el presidente del partido quiere singularizar en la figura de Herrera el relevo generacional y que podría ofrecerle la secretaría general del partido o incluso una vicepresidencia única.

En cualquier caso, Saura ha querido preparar su reelección lanzando el mensaje de que dentro de cuatro años, en el próximo congreso, todo el poder quedará en manos de la siguiente generación representada, sobre todo, por Joan Herrera. Lo ha hecho, en parte, forzado por los estatutos del partido, que limitan a tres el número de mandatos del presidente. Pero su anuncio coincide también con la eclosión de movimientos críticos en el seno del partido que reclaman cambios de caras y marcar perfil propio dentro del Gobierno. Estos críticos son especialmente combativos con la política del consejero de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, responsable de la gestión de la sequía la pasada primavera.

Ahora también cuestionan al actual secretario general, Jordi Guillot. Le reprochan poca dedicación al partido al compaginar su cargo con el de senador. Guillot quiso cortar ayer de raíz el baile de nombres. En una entrevista en Catalunya Ràdio dijo que estaba dispuesto "a todo, hasta a dejar la secretaría general sin ningún problema", para tener un congreso tranquilo.

Saura compareció ayer en la sede de Iniciativa para demostrar que tiene un amplísimo apoyo. Su candidatura, la única que se ha presentado, ha logrado 477 avales. Sólo necesitaba 50 para pasar la primera criba. Ahora ésta deberá formalizarse y votarse en la asamblea que el partido celebrará del 21 al 23 de noviembre. "La asamblea será un buen momento para debatir y continuar impulsando el proceso de renovación iniciado en la anterior asamblea", dijo Saura.

Algunos de los críticos, agrupados en el grupo Manifiesto de Mayo, ya expresaron ayer su intención de castigar la gestión de Saura promoviendo el voto en blanco. Sin embargo, han declinado presentar un candidato alternativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2008