Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las retrasmisiones deportivas agudizan la ruina de RTVV

Una auditoría pide al ente que negocie o no firme con los clubes

Los contratos de derechos de retransmisiones deportivas son una ruina para Ràdio Televisió Valenciana (RTVV). El informe de revisión operativa del ejercicio 2007 realizado por Ernst & Young no sólo lo reconoce así sino que recomienda al ente que en sucesivas ocasiones negocie mejor y sencillamente que lo haga con clubes que no estén en divisiones adscritas a grandes contratos televisivos. Esa afirmación se sustenta en cifras. Canal 9 gastó 65.785.314 euros en 2006 y 79.825.960 euros en 2007. La venta de esos derechos a otras cadenas se tradujo en ingresos en 2006 de 32.270.354 euros y de 42.824.007 euros el pasado ejercicio. Es decir, Canal 9 compra por un precio sustancialmente superior por el que después puede vender esos derechos deportivos.

La situación es tan escandalosa que el informe de Ernst & Young, realizado a petición de la Intervención General de la Generalitat, recoge que el ente "debe tratar de negociar la compra de derechos deportivos y su posterior reventa a precios razonables y suficientes para obtener un beneficio de los mismos". Además, incluye también que Televisió Valenciana (TVV) "debería controlar los derechos adquiridos y que los contratos y los precios deberían, en la medida de lo posible, estandarizarse para aquellos clubes que no participan en divisiones adscritas a grandes contratos televisivos, en los que las condiciones de mercado son más aceptables para TVV". La televisión pública autonómica registró una deuda en 2007 de 206 millones de euros, de los que 37 correspondieron al ruinoso negocio de los derechos deportivos. El ente acumula más de 1.100 millones de euros de deuda.

El informe analiza precisamente la situación de quiebra técnica que reflejan las cuentas de la televisión autonómica, precisamente en un momento en el que Francisco Camps, presidente de la Generalitat, pide consenso para negociar un nuevo modelo y quiere sólo escuchar aproximaciones técnicas, no políticas, sobre la gestión del ente. En las primeras páginas del estudio de la auditoría se recoge: "Es necesaria la ejecución de un profundo y amplio estudio de las necesidades de financiación a corto y medio plazo de las sociedades dependientes [Canal 9 y Ràdio 9], del que se obtengan las medidas adecuadas para restablecer la situación patrimonial a niveles adecuados".

Ernst & Young reconoce que "existen diversas deficiencias que se manifiestan de forma constante en determinadas áreas de gestión de gastos e inversiones". Admite que la situación por la que pasa la televisión valenciana "pone de manifiesto la falta de estrategia empresarial en la que se compatibilice de forma eficiente la gestión económico-financiera con el desarrollo de la actividad del Grupo RTVV y la prestación de un servicio público de calidad".

El informe de revisión operativa del ejercicio 2007 critica abiertamente el sistema de financiación de RTVV, que está permitiendo un endeudamiento a largo plazo que ya casi alcanza al año 2030, la política arbitraria de contrataciones, la falta de optimización de los profesionales, la ausencia de justificaciones documentales de gastos, la falta de transparencia en los contratos y la nula previsión.

Miguel Mazón, miembro del consejo de administración de RTVV a propuesta del PSPV, envió ayer una carta al presidente del órgano colegiado, Emilio Fernández. En ella, solicita la convocatoria urgente de una sesión plenaria para estudiar medidas a adoptar en relación con las recomendaciones que recoge el nuevo informe de auditoría y el estudio y elaboración del anteproyecto de presupuestos para 2008. Mazón pidió responsabilidades al director general de RTVV, Pedro García, y anunció que los socialistas tienen "absoluta voluntad de alcanzar consensos, también sobre la televisión, siempre que el bombero no sea el incendiario". Y agregó: "Camps tendrá que poner encima de la mesa todo lo que ha sido un secreto premeditado para manipular a través de Canal 9".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de agosto de 2008