20 años sin un modelo territorial

Camps abre el debate sobre el desarrollo del futuro tras sucesivos fracasos

A primeros de los años ochenta del siglo pasado, los responsables políticos pensaron que la Comunidad Valenciana podía ser la California europea y soñaron con una sociedad de la información, donde jóvenes cerebros, como en la Universidad de Stanford, desarrollaban modelos informáticos en los garajes de sus viviendas. Los políticos de aquellos tiempos pensaban en un turismo de calidad y en una agricultura de alto valor añadido.

Para alcanzar su meta se plantearon un modelo territorial que se ajustara a tan ambiciosos objetivos. De más está decir que la California europea nunca pasó de ser un sueño, el desarrollismo salvaje arrumbó con la ordenación racional del territorio, la agricultura sigue anclada, mayoritariamente, a sistemas de producción obsoletos, y la inversión en I+D no pasa de ser un deseo, como el turismo de calidad.

El modelo de Florida de sol, playa, ladrillo y la vocación de convertirse en el balneario europeo de la tercera edad se ha impuesto al sueño californiano. Por el camino, un reguero de anuncios de planes de ordenación territorial plagados todos ellos de magníficas intenciones, que jamás se han concretado. Adiós California, hola Florida.

Sobre esta realidad, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha anunciado su intención de abrir un debate más sobre el modelo territorial. Vistos los antecedentes la desconfianza cuenta con numerosos adeptos. Hay, incluso dentro de su propio partido, quien opina que se trata de una cortina de humo para desviar la atención de otros problemas. Por el contrario, sociólogos y expertos en ordenación territorial opinan que más vale tarde que nunca y que hay que aprovechar la oferta presidencial.

Vista aérea desde la Serra d'Irta hacia Torreblanca, con la vía del tren, la carretera N-340 y la autopista A-7.
Vista aérea desde la Serra d'Irta hacia Torreblanca, con la vía del tren, la carretera N-340 y la autopista A-7.CARLES FRANCESC
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS