Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viera dice que no hará apaños para lograr una sola lista

José Antonio Viera se sabe caballo ganador en su segunda candidatura a la reelección como secretario general del PSOE de Sevilla. Ayer hizo una demostración de apoyo institucional y orgánico en una insólita conferencia de prensa a la que acudieron como espectadores medio centenar largo de dirigentes, que dejaron por un par de horas sus trabajos u ocupaciones. Entre ellos, el consejero de Vivienda, Juan Espadas, los alcaldes de Alcalá de Guadaíra y Castilleja de la Cuesta, Antonio Gutiérrez Limones y Carmen Tovar, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos o José Caballos, diputado andaluz, que hace cuatro años se enfrentó a Viera a cara de perro y perdió el pulso.

Más que su candidatura, Viera presentó un programa electoral bajo el título Sevilla, el proyecto que nos une, como intentando dejar en un segundo plano la pelea interna. Del documento destaca la urgencia que tienen todas las instituciones para que en los presupuestos estatales y autonómicos de 2009 se recojan los compromisos de inversión para solucionar el "gravísimo" problema de transporte de toda el área metropolitana.

Después de cuatro años de amarga experiencia, Viera tiene claro que no quiere formar una ejecutiva en la que los puestos se distribuyan por sindicación de acciones (votos) que aporta cada grupo y también fue tajante a la hora de evaluar un posible acuerdo con la candidatura de los críticos a última hora: "En modo alguno se producirán una integración artificial que obedezca a razones ajenas a la filosofía de este documento". Quiere una ejecutiva cohesionada, fuerte, capaz y leal.

Como todos los dirigentes sevillanos, el actual secretario general quitó trascendencia al extraño comportamiento de esta agrupación, dividida en pequeñas tribus que se juntan o pelean meses antes de sus congresos. Viera y todos los demás tienen claro que 24 horas después del congreso sólo habrá una dirección con una misión: ganar las próximas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2008