Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Touriño asegura que el embalse del Navia nunca se construirá

Feijóo acusa al presidente de privar al PP de un senador para comprar al BNG

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró ayer tener "la plena seguridad" de que el proyecto de embalse que una empresa asturiana planea construir en el río Navia, en plenos Ancares, nunca se hará realidad.

La amenaza del proyecto fue trasladada al Parlamento por el portavoz del BNG, Carlos Aymerich. El pantano, originalmente impulsado durante la dictadura, está en manos de Saltos del Navia, una sociedad participada por Endesa e Hidroeléctrica del Cantábrico. La empresa ha empezado a tramitar los permisos para construir un embalse y una central hidráulica entre los meandros del río Navia, basándose en una concesión que le fue otorgada por el régimen de Franco en los años 60 y que aún sigue en vigor. La gran presa, que con sus 123 hectómetros de capacidad sería la séptima más grande de las 41 existentes en Galicia, se levantaría en la frontera con Asturias, en un paraje que la Xunta pretende convertir en parque natural.

De momento, anticipó Touriño en la sesión de control del Parlamento, la Xunta tiene previsto informar desfavorablemente el impacto ambiental de un proyecto que forma parte del "pesado lastre heredado del franquismo". De todas formas, la Xunta trabaja para conseguir "una solución definitiva" que ponga fin a cualquier posibilidad de construir el embalse e impida a la concesionaria reintentar el proyecto dentro de unos años.

Aymerich saludó la "buena noticia" de que el embalse no se construirá ni ahora no nunca, porque representa una "espada de Damocles" para una comarca necesitada de certidumbres para planificar su futuro.

El conflicto del Senado

Durante la sesión de control, Touriño tuvo ocasión también de pronunciarse sobre el conflicto planteado por el PP en relación con el reparto de los tres senadores de representación autonómica que corresponden a Galicia y que fueron elegidos el martes en el Parlamento. El líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, quiso saber si el presidente de la Xunta cree que "en política vale todo". El PP, dijo, pudo bloquear la designación de miembros de Consello de Contas o del consejo de administración de CRTVG. "Y no lo hicimos; aceptamos las reglas".

Todo lo contrario, añadió, que PSdeG y BNG, que han hecho perder "calidad democrática" a Galicia al optar por un modelo de reparto que por primera vez otorga un escaño en el Senado a cada fuerza política (hasta ahora el PP tenía dos de los tres senadores de representación autonómica).

Los socialistas hacen una cosa aquí y otra muy distinta en Madrid, y el único criterio de Touriño, acusó, "es mantener su precaria presidencia a costa de un senador del PP".

A pesar de que el lunes amenazó con no volver a participar en ningún consenso, Feijóo afirmó que el Gobierno seguirá contando con el PP para dialogar. Aunque no para callar "o para sus pasteleos".

Lo que no concretó es si va a cumplir su amenaza de recurrir al Constitucional. El Alto Tribunal, se limitó a decir, "aún no ha dictaminado nada" sobre este asunto, dijo.

Touriño, en su respuesta, defendió la legalidad de la decisión del Parlamento, acreditada por los servicios jurídicos de la Cámara, y lamentó que Feijóo haya dejado pasar la ocasión de demostrar su liderazgo, asumir el resultado electoral y construir una oposición "sensata y madura".

El líder del PP, señaló, no ha entendido que ha perdido más de 50.000 votos y esa decisión, la de los ciudadanos, es la que le ha privado del segundo senador.

La tercera pregunta de la sesión de control fue formulada por el portavoz parlamentario del PSdeG, Ismael Rego, y permitió al presidente atribuir al Plan de Seguridade Vial de Galicia buena parte del mérito del descenso de la siniestralidad de la carretera en lo que va de año. La mortalidad ha caído un 40% (un 17% en el conjunto de España), lo que representa 25 muertos menos que en el mismo período de 2007, año que ya registró "un cambio de tendencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de marzo de 2008