Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:GUTI | Segundo capitán del Real Madrid | Octavos de final de la Liga de Campeones

"Al final se impone el talento"

Pocos han agitado tanto debate en Chamartín como Guti, muchas veces reducido a la condición de paria durante sus 13 temporadas en el primer equipo del Real Madrid. Fuera por su aire indolente o por el desapego de sus técnicos, lo cierto es que Guti no ha ganado el plebiscito popular hasta esta temporada, a sus 31 años.

Pregunta. ¿Por fin se siente importante?

Respuesta. Estoy en un buen momento, juego muchos minutos y cuento en casi todas las alineaciones. Que el club y el aficionado confíen en mí me hace sentir bien.

P. Le ha costado 13 años...

R. Sí, pero las mejores recompensas son aquellas que cuesta trabajo conseguir.

P. ¿Alguna autocrítica de su bacheada carrera?

R. He tenido por delante a grandes jugadores y, aún así, he tenido minutos y he podido seguir en el Real Madrid. No hay mucha gente pueda decir que lleva 13 años en un club como éste.

"El placer me lo da el balón, no la fama y el dinero. Al balón le debo mi vida"

"Mi imagen no me ha perjudicado. Sólo 11 han jugado más que yo en el Madrid"

"A veces daba igual cómo jugaras o te entrenaras. Jugaban los mismos"

"Miro antes de recibir y pasar. Intento que el que reciba no necesite muchos toques"

P. No siempre le han relegado las estrellas. Hasta Gravesen le quitó el puesto.

R. No perdí el puesto con Gravesen y sí con Zidane, el mejor del mundo. Luego vinieron Beckham, Ronaldo... Mucho nivel.

P. ¿Se ha sentido exigido a ser Maradona en cada minuto?

R. El aficionado me ha visto crecer en las categorías inferiores, sabe lo que puede exigirme.

P. Su imagen tampoco le ha ayudado.

R. Si me hubiera perjudicado no estaría aquí. A la afición le gusta una mezcla de todo: jugadores con casta y esos con calidad que al final ganan partidos.

P. ¿No cree que su estilo de juego se asemeja más al ideario del Barça, a gente como Guardiola, Cesc, Xavi, Iniesta?

R. Nosotros también hemos tenido grandes jugadores que se han formado aquí y están jugando de maravilla en otros equipos. Pocos han hecho mejor fútbol que el Real Madrid. Nuestra buena época empezó con Seedorf, Roberto Carlos y Redondo, y acabó con Zidane, Figo y Ronaldo. Nadie practicaba nuestro fútbol.

P. Usted ha salido desde el banquillo en más de 140 partidos. Eso es muchísimo, ¿no?

R. Hombre, ¡llevo 470 con el Madrid! Es menos de la mitad. Al final, salga desde el principio o desde el banquillo, la calidad siempre se demuestra. No creo que por el hecho de que salga desde el banquillo sea menos protagonista que los que juegan. No le doy tanta importancia al hecho de haber salido desde el banquillo y sí a los 470 partidos que llevo en el Madrid. Creo que sólo 11 jugadores de la historia del Real Madrid pueden decir que han jugado más que yo. Ahora, gracias a la confianza que me transmite el míster, hago más cosas dentro del campo.

P. ¿Qué cosas?

R. Arriesgo un poquito más en los pases.

P. ¿Cómo visualiza el pase?

R. Miro. Antes de recibir el balón echo un vistazo para ver cuál es la posición perfecta y el pase ideal para el compañero. Lo que busca un pasador es que el jugador que recibe toque el balón las menos veces posibles. El pasador necesita jugadores por delante y movimientos.

P. ¿El mejor enlace?

R. Raúl, Ronaldo, Robinho, Zidane... Con éste no hacía falta mirarnos.

P. ¿Estudia a todos?

R. Sé cómo les gusta recibir. A algunos más al pie, a otros en profundidad. Es mi profesión, saber cuáles son las mejores cualidades de mis compañeros. Por ejemplo, a Robinho le gusta más al pie, y cuantos más jugadores haya como él mucho mejor para mí. Su vuelta es fundamental, te gana un partido en una acción. Si juegan él y Robben, mejor.

P. ¿Qué ritmo de partidos le gusta imponer?

R. Una mezcla de todos. Hay momentos en los que debes controlar el juego, buscar posesiones largas, y en otros practicar un fútbol más directo y agresivo. La grandeza de un club como el Real Madrid es saber cuándo hacer una cosa o la otra.

P. El Madrid no juega bien...

R. ¿Qué equipo juega bien? Se juega bien en algunos momentos, no siempre se puede. No todos los rivales aprietan lo mismo. Hace 20 años había mucha diferencia entre los tres de arriba y los demás. Ahora todo está muy igualado. Hay encuentros que te dan para lucirte, como el día del Valladolid, que es verdad que no apretaba mucho, y hay otros, como todos los que jugamos ante el Sevilla, en los que hay que ser prácticos.

P. ¿Su jugador ideal?

R. Los que se asemejan a mí. Mi ídolo fue Maradona. Luego... Laudrup, Zidane. Actualmente, el más desequilibrante es Messi.

P. ¿Y equipos?

R. El Manchester hace bien las cosas. No tiene muchas estrellas, pero sí grandes jugadores.

P. Y grandes vínculos, como Scholes, Giggs... Apenas quedan casos como estos, el de Totti o el suyo, que lleva desde los nueve años en el Madrid.

R. Ahora es complicado, en el fútbol se mueven muchas más cosas que los sentimientos. Hay aspectos más importantes que el dinero. El placer me lo da el balón, no el dinero o la fama. Al balón le debo toda mi vida.

P. El balón ya no se cuida.

R. Antes gustaba más el toque, ahora hay mucho físico. Pero quien resuelve los partidos es la gente de calidad. Al final lo que se impone es el talento. No se puede valorar igual a un central que a un delantero. Todos son importantes aunque el delantero se lleve las portadas. Cada uno debe saber su rol.

P. ¿Ya tiene claro el suyo?

R. La gente me tiene mucho más cariño, le agrada que juegue, que intente las cosas. Mi juego es intentar cosas difíciles. Si salen eres muy reconocido, si no, entre comillas, te odian.

P. En cierta ocasión dijo que a la prensa le interesaba vender a gente como Hierro, no a gente como usted. ¿A qué se refería?

R. Puedo recordar esa frase, pero no referida a Hierro. A la prensa le interesa vender al jugador que quiere vender. En muchas ocasiones no es objetiva y se guía por amistades.

P. ¿No se ve algo indolente?

R. No es indolencia. A veces no he estado a la altura, eso pasa en todas las profesiones. No siempre te levantas igual. En muchos casos, no sólo en el Real Madrid y conmigo, prevalecen los nombres, no los jugadores. A veces ha dado igual cómo jugaras o cómo te entrenaras. Al final tenían que jugar los mismos.

P. ¿El vestuario actual es más solidario?

R. Hay más jóvenes. Antes había gente que llevaba mucho tiempo y convivir cuando te conoces demasiado es difícil. Pero todos los vestuarios del Madrid han sido buenos.

P. ¿El de los galácticos no era clasista?

R. El vestuario no era así, eso se decía en el club y fuera. Se decía aquello de los galácticos, la clase media y los canteranos.

P. ¿Lo que sucede en este Barça le recuerda a un tiempo no muy lejano del Madrid?

R. Sí, me puede recordar, pero no estoy dentro como para opinar. Han cogido a gente de mucho talento, y los grandes nombres hacen que las cosas sean más complicadas porque no pueden jugar todos y eso da lugar a malos entendidos.

P. ¿Cómo valora al Roma?

R. Tiene una plantilla muy compensada. Se juntan muy bien, con ocho tíos atrás. No defienden bien porque sean buenos defensores. Además, tienen jugadores muy rápidos por las bandas, y algunos con mucha calidad como Mancini y Totti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2008