Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez impide tener juguetes iguales en las casas de parejas divorciadas

Una sentencia impide a un padre tener en su domicilio los mismos juguetes que sus hijos tienen en la casa de su ex pareja. Considera el juez que, durante las horas de descanso que pasan con él puede ser "perturbador del reposo" la duplicidad.

El padre, que prefiere permanecer en el anonimato, ha expresado su sorpresa por los términos de la sentencia y su malestar por la falta de explicaciones del juez. "Los menores", se limita a decir la sentencia al respecto, "precisan de una estabilidad en cuanto a su dormitorio, su mesa de estudio y sus juguetes y enseres particulares".

El padre había pedido la custodia compartida y que, subsidiariamente, le amplíen el tiempo que permanece con sus hijos, para que puedan pernoctar con él los días laborables que le corresponden. También había solicitado una reducción de la pensión alimenticia para los menores, de los 1.500 euros asignados, a 600 euros mensuales.

En la resolución, se insta al padre a que intensifique su trabajo y obtenga más beneficios "para que sus hijos no pierdan el confort y las posibilidades que tenían económicamente cuando sus progenitores vivían juntos". En este sentido, el tribunal considera "contradictorio y paradójico que el padre no haga el mismo esfuerzo en materia económica y escatime recursos para sus hijos, pues la dedicación a la empresa familiar le permite intensificar su trabajo".

Varios abogados y fiscales destacaron que al juez le corresponde aplicar el Derecho y no valorar, criticar o dar lecciones de comportamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008