_
_
_
_
_
Crónica:22ª jornada de Liga
Crónica
Texto informativo con interpretación

Oliveira pone la directa

El Zaragoza se impone a un Athletic aguerrido y dependiente de Yeste

Jordi Quixano

El remiendo del Zaragoza fue fantástico. A falta de bandas, de profundidad y ensanche, bien vale el juego directo, el pase a la carrera de los puntas. Y Oliveira y Diego Milito, que disparan y luego preguntan, no perdonan. Lo atestiguó el Athletic, que tiró sin descanso de Yeste, pero que desveló más carencias que virtudes. Lo aprovechó el Zaragoza, que, después de tres técnicos y muchos tropiezos, parece haberse reinventado. Un gol al zurrón, una victoria cosechada gracias al ingenio.

No se anda con chiquitas el Athletic, que comprende el fútbol en su versión más simple. Defensa dura, de coberturas y sincronizada basculación, y salida escopetada al contragolpe. El balón para Yeste o para el rival. Lo demás no interesa. La propuesta funciona por reiterativa. Ocio y Amorebieta discuten, se gritan y animan. Pero se entienden de maravilla. Sin fallos hasta que los puntas contrarios se revelan, pasan del ataque estático al dinámico. Algo que Oliveira y Milito hacen de perlas.

ZARAGOZA 1 - ATHLETIC 0

Zaragoza: César; Diogo, Sergio, Ayala, Juanfran; Sergio García, Celades (Zapater, m. 59), Luccin, Gabi (Óscar, m. 70); D. Milito y Oliveira (Paredes, m. 80). No utilizados: L. Vallejo; D'Alessandro, Pavón y C. Herrero.

Athletic: Armando; Iraola, Ocio, Amorebieta, Koikili; Muñoz (Susaeta, m. 70), J. Martínez; D. López, Garmendia (A. Ramos, m. 60), Yeste; y Aduriz (Llorente, m. 46). No utilizados: Aranzubia; Ustaritz, Murillo y Cuéllar.

Gol: 1-0. M. 28. Oliveira.

Árbitro: Muñiz Fernández. Amonestó a Diogo, Amorebieta, Aduriz, Koikili, Sergio García, Ocio y Susaeta. Expulsado por dos tarjetas amarillas Ocio (m. 90)

28.000 espectadores en La Romareda. Un minuto de silencio en memoria de Santos, uno de los cinco magníficos de los años sesenta.

Atrofiado por las bandas, el Zaragoza tiene acento propio, basado en el juego interior. No es extraño que los tres técnicos que han ocupado el cargo este curso -Víctor Fernández, Garitano e Irureta- hayan practicado un 4-4-2 con dos medios y unos volantes más preocupados por las diagonales que por pisar la línea de fondo. Los interiores blanquillos se desentienden del costado. Se vuelven previsibles.

Pero Irureta ha otorgado al Zaragoza de un arma que carecía: el juego directo. Así, Diogo combinó en la primera línea con Sergio, que lanzó un pase largo a Milito. Éste la templó al segundo palo, donde Oliveira, intuitivo y avispado, llegó al remate. Y tumbó al Athletic.

Oliveira celebra su gol ante Amorebieta.
Oliveira celebra su gol ante Amorebieta.EFE
El Zaragoza consigue su primera victoria con Irureta en el banquillo. Oliveira marca el gol del triunfo maño.Vídeo: ELPAIS.com

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_