Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:19ª jornada de Liga

Crisis cruzadas

Atlético y Valencia intercambian sus directores deportivos y con ellos sus resultados

Jesús García Pitarch, de 44 años, fue un punta zurdo del Valencia de los 80. Dirigió la escuela del club y posteriormente sustituyó a Javier Subirats como director deportivo en 2002. Su labor consistió en reclutar a jugadores no demasiado caros por los apuros económicos de la entidad. Llegaron Sissoko, Cannobio, Oliveira, Jorge López y Butelle. Tras dos años marcados por sus desavenencias con el entrenador, Rafa Benítez, y con un título de Liga, abandonó el Valencia. Hoy es el director deportivo del Atlético.

Miguel Ángel Ruiz, de 52 años, debutó a finales de los 70 con el Atlético y ganó una Copa del Rey en el 85. Es recordado como el director deportivo del conjunto madrileño desde 1994 hasta 2000. Bajo su gestión se consiguieron la Liga y la Copa del Rey en 1996. Hoy es el director deportivo del Valencia. Dos vidas cruzadas.

Atlético y Valencia se encuentran hoy en el Calderón con un balance muy diferente a la gestión deportiva y económica de Pitarch y Ruiz. El Atlético, con 34 puntos, es cuarto. Con encuentros algo caóticos pero desatado en ataque -es el cuarto máximo goleador- ha vuelto a dar alegrías a una afición que asume con resignación que su equipo le hará sufrir. El Valencia, con 27 puntos, está descolgado de la cabeza y fuera de Europa. Ver asomar pañuelos a una grada huérfana de presidente es ya una constante en Mestalla.

El Atlético ingresó 52,5 millones de euros por la venta de jugadores en verano y gastó 69,7 -un déficit de sólo 17, mientras que el Valencia se dejó 61 en la compra-venta de jugadores. Los 36,5 millones por la venta de Torres, además del dinero ingresado por Arizmendi (6), Luccin (1,5), Gabi (1,5) y Petrov (7), sirvieron a García Pitarch para reforzar el equipo con Forlán (20), Simao (20), Raúl García (12), Reyes (12), Luis García (3), Cléber (2,5) y Abbiati, que llegó con la carta de libertad. El equipo, sin la obligación de jugar para Torres, aspira a la Liga de Campeones.

El Valencia, en cambio, parece no saber vender. Perdió a Ayala a cambio de nada. Y apenas ingresó seis millones por Tavano. Sin embargo, gastó 67 millones en Fernandes (18) -que ya está fuera, cedido al Everton-, Zigic (17), Banega (18), Alexis (6), Sunny (2) y Arizmendi (6) -reconvertido a interior y Hildebrand. Ninguno ha sido indiscutible. Sólo Helguera, Hildebrand y Mata, que llegaron gratis, tienen minutos. Y el equipo se hunde en la tabla en medio de una crisis deportiva que va en aumento. El Atlético sube al mismo ritmo que se despeña el Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de enero de 2008