Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Manuel Rivas Corral, maestro de traductores

Fue pionero en trabajar para Naciones Unidas a raíz del ingreso español

Manuel Rivas Corral falleció en Madrid el pasado 20 de diciembre de 2007 a los 89 años de edad. Nacido en Madrid en 1918, titulado en periodismo y licenciado en Derecho, fue redactor de la agencia Efe (1940-1954), funcionario (1946-1985) del Ministerio de Asuntos Exteriores (los últimos 12 años como traductor de la Oficina de Interpretación de Lenguas) y traductor de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales durante más de 30 años. Fue combatiente en el Ejército republicano (1936-1939) y, posteriormente, en la División Azul (1941-1942).

El origen de su dedicación a la traducción entronca con su trabajo como redactor de la agencia Efe, puesto que fue justamente allí donde comenzó a realizar traducciones del inglés y francés en la agencia en la década de los cuarenta.

Tras superar la oposición de revisor de la Unesco y las Naciones Unidas en 1955, comenzó a trabajar en su domicilio de Madrid de manera casi continua y durante varios meses al año en Ginebra y otros lugares del mundo para el servicio de traducción de las Naciones Unidas y para organizaciones y conferencias internacionales (Unesco, Comisión de Derechos Humanos, ECOSOC, OMS, OIEA, CIME, UNCSAT, PNUD, FAO, UNCTAD, Conferencia del Derecho del Mar, Tratado Antártico sobre recursos vivos, conferencias de los Estados no nucleares, los Estados no alineados, sobre Derecho humanitario, sobre ciencia y tecnología, el plomo y el zinc y el azúcar), hasta finales de los años ochenta.

En los organismos internacionales fue compañero de trabajo, entre otros, de Julio Cortázar, Alberto Jiménez Fraud (director de la Residencia de Estudiantes entre 1910 y 1936), Rafael Martínez Nadal (amigo íntimo de Federico García Lorca y depositario del manuscrito de El público) y numerosos intelectuales y políticos pertenecientes al exilio de la Guerra Civil española, como Luis Araquistain y Gregorio Girbau, entre otros.

El contacto profesional y personal con todos ellos y las frecuentes salidas al extranjero en la España cerrada al exterior de la dictadura contribuyeron a que se alejara de la ideología oficial del franquismo y adoptara ya desde los años cincuenta una posición liberal y favorable a la reconciliación nacional y a la llegada a la democracia. Por otra parte, le unió a Marcela de Juan, intérprete y traductora española de origen chino, una relación profesional y de profunda amistad. En los años sesenta, Rivas Corral tradujo varios libros, entre otros, Criticar al crítico, de T. S. Eliot (Alianza Editorial), así como diversos guiones de televisión.

Su carrera como traductor institucional es la de un pionero: no en vano fue uno de los primeros españoles no pertenecientes al exilio incorporado a los servicios de traducción del sistema de las Naciones Unidas a raíz del ingreso de España en dicha organización.

Su rigor profesional e intelectual y su trato afable y discreto lo convirtieron en un maestro de traductores reconocido por todos los que tuvieron ocasión de conocerle en un periodo decisivo para la lucha de los traductores españoles por la consolidación y el reconocimiento de su profesión.

Miguel Sáenz es traductor en España de Günter Grass y otros autores alemanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de diciembre de 2007