Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoya: "Ni siquiera Senna triunfaría con este Renault"

A pesar de estar alejado del Mundial de fórmula 1, el colombiano Juan Pablo Montoya aparece de vez en cuando y suelta alguna de sus perlas. Montoya, que dejó la escudería McLaren Mercedes hace casi dos temporadas, a medio campeonato, para competir en el certamen Nascar de coches preparados, está de vacaciones en su país. Desde allí dio su opinión acerca del regreso de Fernando Alonso a Renault. Sus predicciones no son nada halagüeñas.

"Ni siquiera [Ayrton] Senna conseguiría triunfar con este Renault", ironizó Montoya, que también advirtió sobre lo que le puede ocurrir a su antigua escudería, que no recibirá el visto bueno de la FIA al nuevo MP4/23, hasta febrero, sólo un mes antes de que el Mundial comience.

"A ver qué sucede con McLaren porque todo lo que hagan se lo van a revisar y cuestionar por la información que obtuvieron de Ferrari. Será algo interesante", aventuró el colombiano, de 32 años y que en los cinco y medio que estuvo compitiendo en la F-1 acumuló siete victorias.

Otro que considera que el español lo tendrá más bien mal si pretende pelear por el título es Mark Webber, el piloto titular de Red Bull, que disfruta de sus vacaciones en Austria.

"Alonso no podrá alcanzar el nivel que tuvo el año pasado con McLaren", opina el australiano, que ofrece sus razones al respecto: "No creo que pueda disputar el Mundial hasta el final, lo que hizo este año, porque Renault está lejos de ese nivel. Tendrán difícil recuperar la forma que les llevó a ganarlo en 2005 y 2006".

El equipo Red Bull, propiedad de Dietrich Mateschitz, el magnate austriaco que se inventó la bebida energética más famosa del mundo, también mostró su interés en contratar a Alonso. Incluso se llegó a especular acerca de la posibilidad de que Webber tuviera que ceder su volante al español en el caso de que éste recalara en la escudería.

Con el anuncio de la contratación de Alonso por parte de Renault, el aussie se ha quedado tranquilo. "Me fui de vacaciones tranquilo. Estuve diez días en la selva de Tasmania, sin televisión ni teléfono. De regreso, todo el mundo me habló del tema, pero yo no sabía nada", asegura el piloto, que tampoco cree que su equipo pueda optar a asomar la cabeza. "¿Si podemos ganar carreras? En condiciones normales, creo que todavía no".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2007