Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Dani Zamora, músico

Fue miembro de Los Rodríguez

Daniel Zamora, quien fuera bajista de Los Rodríguez, se quitó la vida el jueves 29 de noviembre, en su localidad natal de Palafrugell (Girona), adonde se había retirado hace años para combatir un cáncer. Conocido en el mundillo musical como Pato, también había tocado con Alejandro Sanz, Manolo Tena, Andy Chango, Sergio Makaroff o Ariel Rot, aparte de publicar varios libros.

Lo mencionan todos los que le trataron: Daniel Zamora poseía un burlón sentido del humor, que él atribuía a los vientos del Ampurdán. Así, recordaba como un pináculo de su carrera los años de despegue de las televisiones privadas, cuando se convirtió en músico de figuración e hizo play backs detrás de centenares de artistas, desde Raphael a Rod Stewart.

Es decir, daba bien ante las cámaras. Antes, durante los ochenta, se trasladó a Madrid, donde tocó heavy sofisticado con el baterista Germán Vilella en Prisma, y jazz-rock en el seno del Proceso de Investigación del Sonido (PIS). En 1991, Vilella le informó de que había una vacante de bajista en su grupo, Los Rodríguez, que acababan de sacar Buena suerte. Dani se incorporó inmediatamente y estuvo en la dura batalla por establecer a Los Rodríguez, grabando discos como Sin documentos y Palabras más, palabras menos.

Conviene recordar que Los Rodríguez tardaron en lograr un reconocimiento masivo, que perversamente sólo les llegó cuando publicaron en 1996 su recopilatorio Hasta luego, que anunciaba su despedida. Aunque aquello rebosaba talento, Los Rodríguez no fueron una banda cómoda: el Pato Zamora tuvo que aguantar etapas tensas, como la gira con Joaquín Sabina, cuando había miembros del grupo que no se hablaban entre sí.

Cuando llegó la disolución del grupo, Dani se quedó descolocado y amargado. A pesar de trabajar ocasionalmente con sus amigos del clan argentino -Sergio Makaroff, Andy Chango y Ariel Rot, su cómplice en Los Rodríguez-, se fue alejando de la música. Gran lector, tenía pasión por escribir y publicó Diccionario para el tercer milenio, Nuevo diccionario para el tercer milenio y Cuentos impresentables, aparte de una crónica visual titulada Los Rodríguez desde la cocina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de diciembre de 2007