Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Circ Cric planta su carpa frente al Lliure

El pasado marzo, Tortell Poltrona arrojó la toalla. Abrumado por las dificultades burocráticas que lastran la actividad circense, el payaso anunció que el Circ Cric dejaba a medias su gira por Cataluña. Tras medio año concentrado en las actividades del Centre de Recerca de les Arts del Circ (CRAC), el circo ha vuelto a plantar su carpa. Esta vez lo ha hecho en la barcelonesa plaza de Margarida Xirgu, bajo el paraguas del Lliure (todos los fines de semana hasta el 9 de diciembre) con un espectáculo nuevo en el que el payaso compartirá protagonismo con su compañera habitual, la Senyoreta Titat, y con Leandre, los tres galardonados con el Premio Nacional de Cultura de la Generalitat.

La crítica situación del Cric y la sonora queja de Poltrona tuvieron un efecto positivo para el sector "y las cosas han mejorado mucho desde entonces, pero estamos lejos de tener una buena situación", advirtió Poltrona. La Generalitat reaccionó agilizando la puesta en marcha de un Plan Integral, en cuyo marco se ha redactado un protocolo que clarifica y estandariza para toda Cataluña las condiciones y obligaciones de la actividad circense. Está previsto que las federaciones de municipios firmen este documento en un plazo de dos semanas. Y que antes de fin de año se presente el resto del plan, que entre otros aspectos regula cuestiones como la enseñanza de las artes del circo e impulsa un circuito regular para la exhibición de espectáculos.El Ayuntamiento de Barcelona anunció hace unos días su decisión de dedicar al sector el primer centro municipal de creación, situado en el Fórum. Pero no hay novedades respecto a la puesta en marcha de un circo estable en la ciudad.

Ayer, Poltrona lo tenía claro: sugirió que bastaría una buena silicona para convertir en estable la carpa instalada en la plaza de Margarida Xirgu, donde actuarán por su cuenta y riesgo, aunque con un confort mucho mayor del que han conocido últimamente. El nuevo espectáculo del Cric es una propuesta para toda la familia en la que, junto a los tres payasos mencionados, actuarán otros nueve artistas, procedentes de países como Canadá, Portugal y Brasil, y virtuosos de técnicas como el trapecio, la rueda alemana o la cuerda, así como siete músicos. Manel Trias, director del espectáculo, subraya la alta calidad de la compañía reunida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de noviembre de 2007