Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola fija a las 15.30 la hora de salida de todos sus empleados

Los padres con niños hasta de un año podrán trabajar cinco horas al día sin merma salarial

Iberdrola ha decidido implantar la jornada de trabajo continuada, de 7.30 a 15.30, para los 9.000 empleados del grupo en España a partir del día 5 de noviembre. La medida, pactada con los sindicatos en el IV convenio colectivo del grupo, es una novedad.

Y un intento -muy en la línea de innovar en la gestión que marca su presidente, Ignacio Sánchez Galán- de incorporarse a una tendencia que cobra fuerza: procurar que los trabajadores puedan conciliar la vida familiar y laboral.

Con la extensión de la jornada intensiva, Iberdrola se autocondecora. Según destacó ayer la compañía, se convierte en la primera compañía del Ibex 35 que logra favorecer la conciliación al tiempo que mejora la productividad. Porque la jornada continuada y flexible -la horquilla de entrada y/o salida del trabajo será de 24 minutos- irá acompañada de un aumento de la productividad.

El acuerdo con los sindicatos incluye un aumento global de 500.000 horas de trabajo al año. Las horas añadidas salen de los 45 minutos contabilizados para la comida del día -que desaparecen- y de la extensión de horas de trabajo de los viernes, día en el que hasta ahora, los empleados sólo trabajaban hasta las 13.30.

Medidas vanguardistas

Además de la jornada intensiva, la compañía ha decidido adoptar otras medidas -que califica de "vanguardistas"- para superar, incluso, lo que marca la legislación. Así, el derecho a la reducción de jornada por guarda legal de un menor se amplía hasta los 10 años desde los ocho actuales. Además, se aumenta a tres años el periodo máximo de excedencia por cuidado de familiares con reserva de puesto y se reconoce el derecho a percibir el 100% del salario fijo durante la suspensión del contrato por paternidad.

Otra medida importante es que la madre o el padre que lo desee podrá acogerse a la jornada reducida de cinco horas, sin reducción de salario, hasta que el hijo cumpla un año.

Para los empleados que trabajan a turnos también hay mejoras. Este colectivo podrá acumular dos días de permiso retribuido por cada año trabajado en turno cerrado. Una forma, destaca la eléctrica, de adelantar la jubilación.

El convenio recién firmado, con una vigencia de cuatro años, contempla también un nuevo sistema retributivo ligado a la productividad, de forma que se tendrán en cuenta tres elementos: el trabajo personal, el grado de consecución del beneficio neto objetivo de la empresa y la formación del empleado en prevención de riesgos laborales.

Como parte de la nueva estrategia de recursos humanos, la compañía ofrecerá a todos los empleados la posibilidad de adquirir acciones -hasta 12.000 euros- con la parte de la retribución variable que les corresponda. La fórmula es fiscalmente interesante porque esa parte del salario en acciones no tiene retención por IRPF.

Según la empresa, el convenio se ha cerrado con un acuerdo de aumento del IPC real más una paga de 200 euros que se cobrará de una vez -en diciembre- y otros 300 euros de subida anual para todos los trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de noviembre de 2007