Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Décima jornada de Liga

Un hospital en el Camp Nou

El Barça pierde a Abidal y a Henry, que habían jugado los nueve partidos anteriores

Rijkaard no repetirá alineación esta noche en Valladolid (22.00, pago por visión). Y ya es una costumbre. En lo que va de Liga sólo ha dispuesto el mismo once en dos partidos, ambos en el Camp Nou: frente al Sevilla (2-1) y el Zaragoza, (4-1). Ayer, en el parte firmado por el departamento médico del club, aparecieron los nombres de Abidal y Henry. El lateral sufre una fuerte contusión en el tobillo derecho y el delantero, una peritendinitis en el tendón de Aquiles. Henry es duda, incluso, para los partidos contra el Betis, el domingo, y el Glasgow Rangers, el martes, en la Liga de Campeones.

Abidal y Henry han participado en los nueve partidos de Liga disputados. Rijkaard ha utilizado ya a 20 jugadores de la plantilla, es decir, todos excepto al portero suplente, Jorquera, y a Ezquerro, que entra en la lista de convocados junto a Thuram. Valdés, Iniesta y Xavi, de jugar hoy, serán los únicos que habrán disputado todos los encuentros.

Trece jugadores han causado baja desde que comenzó la temporada por diferentes dolencias. En el dique seco siguen Edmilson, Deco y Eto'o, a los que ayer se sumaron los dos franceses. Un azote casi inexplicable para el cuerpo médico. No hay día que no se lesione alguien para sorpresa de los once miembros del cuerpo técnico de Rijkaard dedicados a vigilar el estado físico de la plantilla, incluido un osteópata.

"Es una lástima, pero no deja de ser una motivación añadida para nosotros ganar sin ellos", aseguró Rijkaard al hablar de las bajas. De no haber sorpresas, a Abidal le sustituirá Sylvinho. No está tan claro quién hará de Henry. Giovani y Bojan se disputan una plaza porque Gudjohnsen, según dijo Rijkaard, es centrocampista.

La situación podría obligar a Rijkaard a replantearse la distribución de los jugadores en su dibujo. En el entorno del vestuario se sopesa la posibilidad de que recoloque a Ronaldinho en funciones de media punta. Trataría así de aprovechar sus pases antes que su desborde por las bandas, que ha desaparecido de su repertorio de forma alarmante. Tampoco es que esté dando excesivas asistencias. Según la estadística que se le contabilizó el pasado domingo, contra el Almería, de los 13 pases que intentó 12 fueron defectuosos. "Buscó el pase largo", le defendió Henry.

El Barcelona viaja a Valladolid con la necesidad de sumar los tres puntos. En contraste con sus cinco triunfos en el Camp Nou, los cuatro desplazamientos que ha efectuado hasta ahora el equipo azulgrana los ha saldado con dos empates (Santander y Pamplona), una victoria (Levante) y una derrota (Villarreal). "Tenemos que ganar fuera", asegura Puyol, que recuerda que por ese camino "no se ganan las Ligas". En tales circunstancias comparece el Barcelona en Valladolid. "Debemos tener presente lo que sufrió el Madrid. Es un equipo que presiona durante los 90 minutos y no da tregua. Si no estamos preparados lo podemos pasar mal", avisó el ayudante de Rijkaard, Eusebio Sacristán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de noviembre de 2007