Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Décima jornada de Liga

Iguales a desaciertos

Recreativo y Racing empatan sin goles en un choque marcado por su falta de puntería

Marcelino, el técnico que forjó a la que fue la agradable sorpresa de la pasada temporada, regresó al Nuevo Colombino al frente de un Racing en alza. Todo lo contrario que el nuevo Recreativo de Víctor Muñoz, sumido en una crisis de juego y resultados. Los dos equipos, sin embargo, entroncan en su absoluta falta de acierto ante la portería. El Recreativo lleva cinco partidos sin anotar un gol y la delantera del Racing volvió a demostrar su falta de puntería.

Marcelino puso a Munitis en la banda ante la baja de Óscar Serrano y el veterano capitán, alejado del área, se diluyó. Oportunidad para el africano Tchité, que formó en la punta. El congoleño demostró que todo lo que tiene de rápido e intuitivo para llevarse el balón, lo tiene de impreciso en el remate. Desperdició hasta tres oportunidades clarísimas.

RECREATIVO 0 - RACING 0

Recreativo: Sorrentino; Calvo, Beto, Cáceres, Poli; Camuñas (Varela, m. 69), Jesús Vázquez, Martins (Gerard, m. 69), Aitor (Rosu, m. 74); Javi Guerrero y Sinama Pongolle. No utilizados: Luque; Iago, Quique Álvarez y Congo.

Racing: Toño; Pinillos, Garay, Oriol (Sergio Sánchez, m. 70), Ayoze (Cristian, m. 85); Jorge López, Colsa, Jordi, Munitis (Luis Fernández, m. 68); Smolarek y Tchité. No utilizados: Coltorti; Samuel, Duscher y Bolado.

Arbitro: Turienzo Álvarez. Amonestó a Jesús Vázquez, Munitis, Cáceres, Oriol, Sinama Pongolle, Poli, Beto, Tchité, Ayoze,

12.000 espectadores en el Colombino.

El Recreativo comenzó a ejercer algo parecido al dominio del juego. De una u otra forma llegaba más que su rival. Guerrero y Pongolle pululaban por las inmediaciones de Toño, con más presencia que acierto. Una presencia que el árbitro, Turienzo Álvarez, que tiene el gatillo fácil, también reclamo para sí. Comenzó a sacar tarjetas una detrás de otra en un partido brioso y desordenado, pero en absoluto violento. No vio, sin embargo, un posible penalti de Beto a Tchité. Ante el desgobierno, el partido se desbarró. Las defensas perdían el sitio y llegaron dos ocasiones muy claras al borde del descanso, una para cada equipo. Tchité desaprovechó la del Racing con un pase horrible a Smolarek, cuando el polaco ya se relamía. Toño evitó el gol de Camuñas tras un buen pase de Javi Guerrero, en una buena jugada del Recreativo.

Smolarek, que no es rencoroso, le regaló al africano el gol en la segunda parte. Pero Tchité, terco, solo ante Sorrentino, estrelló la pelota contra el meta. Terco e insistente, porque después el congoleño se encontró con la pelota dormida en medio del área, tras un córner. Nada. Balón al cielo. De Guerrero y Pongolle no hubo más noticias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de noviembre de 2007