Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Madrid se zampa a Estudiantes

El grupo de Plaza, avalado por su profundidad de banquillo, resuelve un 'derbi' plano

Ya lo dijo Bullock. Al Estudiantes se le gana al contrataque. Dicho y hecho. Joan Plaza optó por una defensa en zona 3-2, para potenciar la salida a la carrera. El técnico del Madrid dio con la tecla de principio a fin. El derbi no tuvo historia. Con el orgullo herido tras el repaso que le endosaron en Vitoria, el campeón de la ACB se merendó al Estudiantes, que apretó el acelerador al final para nada.

Durante toda la semana el Madrid estuvo pendiente de las evoluciones de Felipe Reyes. Convalenciente por una lumbalgia, la escuadra madridista notó en Vitoria la ausencia del MVP de la pasada Liga. El Tau abusó de la carencia afectiva de los madridistas, huérfanos en la cancha. Pero Estudiantes no es el Tau. Ni siquiera es la sombra de la escuadra que asustó al Barça en la final de hace dos temporadas. Al contrario. Afronta un curso de transición. Arrastra un pasado doloroso; quedarse fuera de los playoff del curso pasado fue un palo. Con McDonald precisamente en Vitoria, el juego interior de los del Ramiro de Maeztu depende de Lewis, Pietrus y Young. Ninguno estuvo potable. A falta de tortas, Jasen, el de siempre, fue de los pocos que mantuvo el tipo.

MMT ESTUDIANTES 77 - REAL MADRID 88

MMT Estudiantes: Sánchez (5), Jasen (15), Lorbek (14), Lewis (13) y Torres (2) -equipo inicial-; Martínez (11), Young (5), Urtasun (0), Pietrus (4), Beirán (3) y Suárez (5).

Real Madrid: López (11), Bullock (18), Mumbrú (13), Hervelle (16) y Papadopulos (10); Tunceri (5), Sekulic (6), Llull (3), Smith (6) y Pelekanos (0).

Árbitros: Hierrezuelo, Redondo y Munar. Excluyeron por personales a Pietrus (m. 36) y Jasen (m. 39). Señalaron técnica al banquillo del Estudiantes por protestar (m. 5).

10.000 espectadores en el Palacio de los Deportes.

1º CUARTO: 17-32

2º CUARTO: 19-16

3º CUARTO: 24-21

4º CUARTO: 17-19

El Madrid, en cambio, evidenció que es un equipo. Su quinteto inicial anotó 10 o más puntos. También contribuyeron los del banquillo. Como Llul. Al chaval no le asusta llevar la batuta. A eso contribuye que Plaza fue valiente y mantuvo dos bases a la vez en varias fases. Es uno de los lujos de gourmet que se puede dar el grupo de Chamartín, con un tríada de organizadores poderosísima.

A falta de que se entone Papadopoulos, no se puede decir lo mismo del poste bajo. Por el momento, el tallo griego no ha demostrado por qué dobla en salario a Reyes. Eso sí, se le ve más entonado. Aunque Estudiantes se lo puso fácil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de octubre de 2007