Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Baloncesto | Liga ACB

Splitter aplasta al Madrid

El Tau funde a su rival gracias al pívot brasileño, que aprovechó la ausencia de Felipe Reyes

Uno, dos, uno dos... Como los boxeadores, golpeando sin parar y superando una y otra vez la guardia del rival. Primero, unos golpes por dentro, luego unos cuantos por fuera y la cuenta de puntos subiendo. El contrario contra las cuerdas pero resistiéndose a caer a la lona. Así fue la primera parte del Tau-Madrid de ayer. Sólo era la segunda jornada de la Liga regular, pero este duelo hace tiempo que ignora el calendario. Es casi un clásico.

El equipo vitoriano fue el que comenzó mejor. Muy bien en defensa, colapsó la ofensiva madridista con cambios de hombre automáticos bien sincronizados. Aunque un pequeño quedara emparejado con un grande, o viceversa, el resto de los jugadores estaban bien atentos a las ayudas, o a deshacer el cambio para paliar las desventajas originadas por el sistema defensivo que trata de imponer en este nuevo Tau el técnico croata, Neven Spahija. Bullock sufrió especialmente la buena defensa baskonista y pasó prácticamente inadvertido durante la primera mitad del choque.

TAU 93 - REAL MADRID 70

Tau Cerámica: Prigioni (7), Rakocevic (19), Mickeal (7), Teletovic (17), Splitter (24); Sergi Vidal (6), Linton Johnson (3), Planinic (2), McDonald (8) y Jasaitis (0).

Real Madrid: Raúl López (6), Bullock (21), Pelekanos (0), Hervelle (5), Papadopulos (7); Smith (7), Hamilton (0), Tunceri (9), Sekulic (0), Mumbrú (14) y Sergi Llull (1).

Árbitros: Amorós, García González y Jiménez. Sin eliminados.

Unos 9.400 espectadoers en el Pabellón Fernando Buesa de Vitoria.

4º CUARTO

3º CUARTO

2º CUARTO

1º CUARTO

25-16

29-20

17-21

22-13

MÁS INFORMACIÓN

Si atrás los locales estuvieron bien, los visitantes ofrecieron demasiadas facilidades. Lesionado Felipe Reyes, la tradicionalmente aguerrida defensa interior madridista flaqueó ostensiblemente, superada una y otra vez por Tiago Splitter. El brasileño, nuevo heredero de las asistencias de Prigioni tras la marcha de Scola a la NBA, campó a sus anchas por la zona madridista.

Cuando los hombres de Joan Plaza comenzaron a ajustar su defensa interior, los vitorianos cambiaron de estrategia y atacaron a su rival por fuera, a golpe de triple. De la mano de Rakocevic, el Baskonia alcanzó su mayor renta, 20 puntos de ventaja a menos de dos minutos para el descanso. El Madrid recibía por todos lados, pero tardaba en caer.

El Tau había hecho un gran esfuerzo para conseguir el triunfo, pero aún no había dado el golpe definitivo y en algún momento era previsible que bajara la guardia. Lo hizo en el tercer cuarto, unos minutos que el Madrid aprovechó para que Raül López y Bullock cosieran a los vitorianos a triples y se colocaran a 12, con la sensación de que el choque podía igualarse.

Pero el Tau reaccionó, volvió a hurgar en la herida que la falta de Reyes dejó en el Madrid con un gran Splitter y luego atacó de nuevo desde fuera. Los de Spahija desplegaron recursos para combinar sus golpes y los madridistas no terminaron de encontrar la forma de cubrirse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de octubre de 2007