Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 40.000 huelguistas de Pontevedra aspiran a "una nueva era" en la construcción con contratos estables

Los trabajadores de la construcción de la provincia de Pontevedra proclamaron ayer que la huelga persigue "el inicio de una nueva era en el sector, con contratos estables, seguridad, vacaciones, jornada continua en verano" y todos los demás derechos laborales que ya están vigentes en la mayoría de las empresas de otros sectores. La descripción de motivos de la huelga fue relatada ayer en una asamblea celebrada a mediodía en la Praza de España de Vigo por los líderes sindicales de la construcción , Xosé Xoán Melón (CIG), Xesús Varela (CC OO) y José Antonio Álvarez (UGT).

La huelga paralizó ayer la inmensa mayoría de las obras, tanto de edificios privados como de instalaciones públicas (incluidas las obras del AVE), por segundo día consecutivo, con una participación de unos 40.000 huelguistas. El paro continúa hoy y los días 9 y 10 y, si no hay nuevo convenio colectivo, se convertirá en huelga indefinida desde el 16.

La Asociación de Empresarios de la Construcción (APEC) de Pontevedra interpreta que los motivos de la huelga son más "de política sindical que laborales". Un portavoz de la patronal explicó que los trabajadores de Ourense acaban de firmar un convenio colectivo idéntico al convenio estatal (subida salarial del IPC+1,5%) y que la próxima semana lo harán en A Coruña, mientras que la oferta empresarial en Pontevedra es de una subida del 6%. Los sindicatos piden el 10% de incremento, pero sobre todo "que al menos un 40% de los trabajadores tengan un contrato indefinido, cuando actualmente las subcontratas pontevedresas tienen tasas de precariedad del 85% o 90%", según explicó el sindicalista Xesús Varela.

Empieza la negociación

La directora general de Relacións Laborais de la Xunta, Pilar Cancela, se reúne a mediodía de hoy con el presidente de APEC, Ángel Fernández Presas, para mediar en la huelga. Previamente, el presidente de la patronal se entrevistará con el propio conselleiro de Traballo, Ricardo Varela. Según informaron fuentes del sector, Cancela también tiene previsto verse con los tres sindicatos de la construcción. Se trata de un primer acercamiento para buscar un acuerdo que permita acabar con la huelga.

La directora de Relacións Laborais es una persona muy respetada tanto por sindicatos como por empresarios y su mediación fue decisiva en la primavera pasada para terminar, en 24 horas, con una huelga indefinida de los astilleros de Vigo.

Sindicatos y patronal pontevedresa han celebrado este año hasta 11 reuniones consecutivas para intentar firmar un nuevo convenio colectivo. El 7 de septiembre se produjo la ruptura y la consiguiente convocatoria de huelga.

Las empresas de la construcción emplean en Pontevedra a unas 60.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de octubre de 2007