Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Completamente aislado

Ni Dennis, patrón de la escudería, ni Haugh, responsable de Mercedes, apoyan al bicampeón

En el equipo creen que él se lo ha buscado, que con sus actitudes ha conseguido el rechazo general de los miembros de la escudería McLaren. Sea o no así, la situación de Fernando Alonso en el equipo de Woking es de un aislamiento absoluto. No hay nadie que le quiera. No tiene el apoyo de Ron Dennis, el patrón, que quiere como a un hijo a Lewis Hamilton, ni el de Norbert Haugh, responsable de Mercedes en la escudería.

Los gestos que se producen cada fin de semana de carrera ante los medios de comunicación no son más que una farsa. Cuando Dennis se despide de José Luis, el padre de Alonso, o llama a Luis García Abad, el representante del piloto, para hablar en una zona privada pero a la vista de todos los periodistas, no es nunca para afrontar los problemas reales que se viven en el equipo, sino simplemente para hablar de banalidades.

Ayer, el diario Bild, el de mayor tirada en Europa, tachó a Alonso de "estafador y chantajista" y exigió que la escudería le expulsara del equipo: "Para Alonso no hay sitio en las flechas de plata. Poseía informaciones secretas de Ferrari como lo demuestran sus correos electrónicos". Más adelante, el diario prosigue: "Y ha usado esta información para chantajear a Mercedes y quedar libre de su contrato. Así no actúa un campeón. Ha mancillado la estrella de Mercedes y a toda la F-1". El Bild No dice nada de que Hamilton también las conocía, ni de que Max Mosley, presidente de la FIA, luchó ante el Consejo Mundial para que les quitaran los puntos a los dos.

En una línea similar se expresan algunos diarios británicos, que muestran incluso extrañeza porque el equipo no sólo no ha despedido a Alonso, sino que incluso le ofrece las mismas armas que a Hamilton en la lucha final por el título mundial. "En las profesiones más corrientes si amenazas a tu jefe y precipitas una crisis en tu compañía que le cuesta 100 millones de dólares es probable que te despidan", ironiza The Times. Y agrega: "A pesar del daño que ha provocado Alonso y de la miseria que ha extendido en McLaren, Dennis parece dispuesto a indultar al temperamental y mal aconsejado campeón español. Un gran banco español, el Santander, patrocina al equipo y podría sentirse intranquilo si el piloto es despedido o sancionado". Por su parte, The Independent afirma: "Hamilton en pie de guerra".

La situación parece habérsele escapado por completo de las manos a Dennis, que no calibró debidamente hasta dónde era capaz de llevar las cosas Alonso en una situación extrema. Al mismo tiempo, tampoco el piloto español podía imaginar que el cinismo pudiera alcanzar esas cotas en el equipo británico.

Hasta ahora, Alonso y su entorno pensaban que Haugh era al menos un aliado de peso en el equipo. Pero recientemente, el representante de Mercedes en McLaren tuvo unas palabras durísimas contra Alonso en una charla informal con la prensa alemana. El bicampeón está completamente solo. Lo único que espera es que Dennis cumpla su palabra de mantener la igualdad entre él y Hamilton. No le hace falta nada más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de septiembre de 2007