Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla consulta con líderes del PSPV la celebración de un congreso extraordinario

El ex ministro es partidario de acelerar los plazos al próximo mes de octubre

El ex ministro de Administraciones Públicas y diputado por Castellón Jordi Sevilla ha iniciado los contactos con algunos dirigentes comarcales del PSPV para tantear su opinión acerca de la convocatoria de un congreso extraordinario el próximo otoño. El partido se encuentra estos días en un impasse tras el encargo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Sevilla de que lidere la renovación en el PSPV-PSOE. El ex ministro podría además encabezar la lista del PSOE por Valencia a las elecciones generales previstas en la primavera de 2008.

Miembros del partido piden al ex ministro que diga públicamente si se presenta o no

El encuentro el pasado lunes con el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se convirtió en una primera toma de contacto con el partido. En los próximos días seguirá la ronda de conversaciones, según ha podido saber este diario. Como explicaba ayer un dirigente socialista "no hay grandes novedades", estamos en un impasse.

El secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, no ha comparecido públicamente desde que se produjo el giro de los acontecimiento el pasado viernes, pero sí ha trascendido que tras la visita el pasado lunes a la Moncloa -a una reunión prevista desde hacía tiempo sobre la campaña de elecciones generales- aprovechó para mantener una conversación con dirigentes federales, que le transmitieron la conveniencia de acelerar los plazos del proceso orgánico. Otras fuentes de Ferraz, por el contrario, indicaron que el proceso está muy abierto y se mostraron partidarios de mantener el calendario ordinario.

El nerviosismo en la federación socialista valenciana continúa desde el pasado viernes. Así, ayer, varios miembros del PSPV-PSOE, en declaraciones a EP, dijeron que si Sevilla opta a la secretaría general del partido debería expresarlo públicamente y no esperar a que Madrid, en alusión a la dirección del PSOE, le dé el visto bueno, ya que de lo contrario se trata de "marear por marear".

Según estas mismas fuentes, Sevilla no cuenta con la "base" de apoyo suficiente, por lo que si no se postula ahora "luego va a ser muy difícil que tenga opciones". Remarcaron que esta situación está provocando un "cierto desconcierto" entre los militantes del PSPV. Fuentes del PSPV inciden en que si Sevilla "no toma pronto la iniciativa, será más complicado" su liderazgo en la Comunidad, puesto que corre el riesgo de que movimientos que ahora se encuentran "aletargados" en el seno del socialismo valenciano "empiecen rápidamente a ponerse en marcha" en favor de otros candidatos.

Otras fuentes del partido apuntaron que la candidatura de Sevilla "parece que va en serio" y apuntaron que el ex ministro "tiene el encargo de Zapatero". Si "todo va bien", en octubre se producirá un congreso extraordinario.

El delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, volvió ayer a referirse al ex ministro, a preguntas de los periodistas. Bernabé habló mucho y bien de Sevilla, del que dijo "se ha preocupado permanentemente de las cuestiones que afectaban a esta Comunidad", dijo.

Según dijo en un acto de presentación de nuevos vehículos del Cuerpo Nacional de Policía, Sevilla ha tenido una "implicación directa" en el "impulso" que ha dado el Gobierno a "infraestructuras clave" para esta Comunidad y en las inversiones que "han hecho posible el éxito" de la Copa del América celebrada en Valencia.

Por otra parte, preguntado por si apoyaría la celebración de un congreso extraordinario del PSPV-PSOE, manifestó que este partido "tiene los instrumentos suficientes para ir tomando las decisiones que convienen en cada momento", y que no corresponde al delegado del Gobierno "hablar de esta cuestión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 2007