FÓRMULA 1 | GP Francia

Alonso dice que ha cambiado su forma de conducir por los nuevos neumáticos

El cambio de dos proveedores de neumáticos a uno solo en el Mundial de F-1 nunca pareció nada sencillo. Todo el mundo tenía conciencia de que las cosas cambiarían. Sin embargo, pocos contaban con que algunos pilotos iban a sufrir de forma ostensible con el cambio de neumáticos. Pero eso es lo que ha ocurrido. Bridgestone proporciona cuatro tipos de neumáticos de distinta dureza pero con la misma carcasa. Cambia el tipo de goma, pero en todos los casos los flancos son muy blandos. Y eso crea serios problemas a los pilotos con una conducción más agresiva, como Fernando Alonso, Kimi Raikkonen, Robert Kubica y Heiki Kovalainen. Hasta el punto de que han debido modificar su forma de conducir.

Más información
Massa logra la pole y Alonso, con problemas, saldrá décimo

"Sí, es cierto. He debido cambiar algunas cosas para poder adaptarme", admitió ayer Alonso. "La adaptación ha sido muy complicada. Los neumáticos Michelín permitían ser mucho más agresivo, poniendo el coche recto para tener tracción y girar de forma más brusca. Con los Bridgestone actuales eso es imposible. Debes ser más dulce, mantener la misma velocidad y dejar ir el coche en la curva. Todo cambia bastante".

¿Puede que sea ésta una de las causas de algunas salidas que ha sufrido Alonso esta temporada? Como a él, a otros pilotos también les está costando recuperar la punta de velocidad del año pasado. Raikkonen no logra superar a Massa en Ferrari; Kubika va claramente por detrás de Heidfeld cuando en 2006 estaba por delante; y Kovalainen, la gran promesa de Renault, tuvo un inicio de curso catastrófico. "¡Claro que yo también he cambiado mi forma de pilotar! Ahora debo conducir como si fuera un bailarín, con un tacto increíble, entrando más fino en las curvas y olvidándome de entrar fuerte y dar un golpe de volante al final", comenta Kubica, que ayer regresó en Magny Cours tras su grave accidente en Estados Unidos. "Creo que quienes más lo acusamos somos Alonso y yo. Seguro que Hamilton no habría estado a la altura de Alonso sin el neumático único de Bridgestone".

Conducción más precisa

Lo que marca la diferencia es que mientras la carcasa de los Michelín era muy dura y permitía más brusquedades, la de Bridgestone cede por los flancos y se flexiona cuando se da un golpe de volante. El neumático queda como pinzado por la llanta, especialmente en el tren trasero, y el coche se va recto y no responde a las exigencias del piloto. Además, el neumático se deteriora más rápidamente. "No es cuestión de entrar antes en la curva o de girar menos el volante, sino de variar todas las puestas a punto y el modo de trabajo. La conducción debe ser más directa y precisa", añade Kubica. Ayer, en Magny Cours, Alonso, Massa, Raikkonen y Hamilton -se le paró el coche por un problema con el aceite- tuvieron problemas y sufrieron salidas en los entrenamientos libres. Los Ferrari fueron los más rápidos. Pero no fue un problema de neumáticos. Ayer, todos estaban buscando sus límites.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS