Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tres goleadores para rematar la Liga

Suker, Kiko y Pékerman enjuician a Kanouté, Van Nistelrooy y Eto'o, que presentan unos números de récord

Davor Suker, ex goleador del Sevilla y el Madrid, se dedica a la construcción. Recorre el mundo de los negocios entre Madrid, Múnich y Pekín con un ojo en la Liga. Especialmente, sigue a los delanteros de sus viejos equipos. "Ya lo dije yo", advierte; "a Kanouté y Van Nistelrooy los conocía de Inglaterra y son dos jugadores extraordinarios.

Marcan las diferencias y tienen una gran calidad técnica. Sólo los distingue la manera de usar el cuerpo. Kanouté va mejor por arriba".

El holandés es el mejor de Europa a domicilio, y nadie tiene un promedio superior al azulgrana

"Eto'o es el ideal, es mi debilidad, pero Kanouté juega como lo hacía yo", sostiene Kiko

Van Nistelrooy, Kanouté y Eto'o serán tres hombres decisivos en las seis jornadas que le restan al campeonato. Viven del remate, un gesto individual. Pero sus estadísticas son un producto del juego colectivo. Eto'o es reflejo de la riqueza ofensiva del Barça. Tiene el mejor promedio de goles por tiempo jugado de Europa, con nueve tantos en 13 partidos. Kanouté, pichichi de la Liga junto a Diego Milito con 19 dianas, marca tres cuartas partes de los goles en su campo, donde sus compañeros lo asisten más que afuera. Van Nistelrooy, el segundo artillero del campeonato con 18 goles, se comporta exactamente al revés. El holandés vive mucho mejor lejos del Bernabéu. Es, con 14 goles, el artillero europeo más eficaz fuera de su estadio. Lo demostró el domingo pasado en San Mamés con dos celebraciones. Su producción argumenta la fe que le tiene Capello. Para el técnico del Madrid, que cambia cada fin de semana, lo único que no se toca es el delantero centro.

El ex seleccionador argentino José Pékerman asegura que es imprescindible contemplar el aspecto táctico. "Los rematadores", dice, "están en relación directa con las características de los equipos en los que se integran. Analizar a un goleador es analizar a su equipo. No es casual que los datos sean tan contundentes. Tiene que ver con la propuesta de los equipos. Con la cantidad de llegadas, con la incorporación de los jugadores de las bandas y con la distancia de los volantes. Esto repercute en los goleadores sobre todo".

Kiko, ex delantero de la selección española y del Atlético, observa que Kanouté, Van Nistelrooy y Eto'o son "totalmente distintos". Señala a Eto'o y dice: "Es el ideal, es mi debilidad". Pero, por sus características, se siente identificado con el delantero del Sevilla: "Kanouté es el que juega entre líneas, como lo hacía yo, utilizando el cuerpo. La corpulencia engaña. Muchas veces el mejor jugador de área no es el más alto. Si tengo a Saviola y Kanouté, pongo al grande entre líneas y al chiquito arriba".

"Van Nistelrooy", se sorprende Kiko, "es tan intermitente como determinante. Lleva media hora que no la toca y la empalma y te la mete en el segundo palo. Recuerda a Hasselbaink y Vieri. Es consciente de que no necesita entrar en contacto con el balón. Kanouté es como Ibrahimovic. No vive del gol, pero parece mucho más y el equipo lo aprovecha para mover el balón porque te ayuda a subir la defensa, a incorporar a los laterales, a retener la pelota en los saques del portero para que suban los compañeros... Luego, si mete más goles en su campo es porque el Sevilla se siente más cómodo en casa. Al revés que el Madrid".

"Kanouté", dice Pékerman, "recorre menos diagonales que Van Nistelrooy. Es más de sostener el balón. Más de jugar en vertical, utilizando su envergadura y menos su movilidad. Cuando el Sevilla juega de local, su juego es predominante y Kanouté tiene más posibilidades porque pisa más el área".

"Van Nistelrooy", prosigue el técnico argentino, "viene de la escuela holandesa y desde cadete ha incorporado los movimientos que exige el sistema de 4-3-3 a los delanteros centro. Hace más diagonales de visita que en el Bernabéu. En el Bernabéu hay menos espacios. No entro en la capacidad para definir de los delanteros, sino en el funcionamiento de sus equipos. Con Eto'o ocurre lo mismo. Si es el delantero que más goles marca por tiempo jugado es porque tiene más posibilidades de asistencias. Las variantes de pase con que cuenta tienen más calidad que en los casos de Kanouté y Van Nistelrooy. Messi, Ronaldinho y Deco ofrecen una variedad imposible de encontrar en otro equipo. En el Sevilla uno detecta fácil la asistencia a Kanouté. Con Van Nistelrooy pasa lo mismo. Beckham, si juega; Guti, a veces, o Higuaín, desde la línea de fondo, son los pasadores. Pero Van Nistelrooy está más aislado. El Barça es una catarata de jugadas para Eto'o. Y como él entra fácil en el circuito, no sólo como rematador, sino como acompañante, termina teniendo más ocasiones. El volumen de juego de los equipos justifica la estadística de sus delanteros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de mayo de 2007