Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La catedral de la Almudena abre al público su museo el 1 de mayo

Madrid dispondrá a partir del 1 de mayo de un nuevo museo, que recorre el interior de la catedral de la Almudena (1883-1993) descubriendo tesoros históricos, litúrgicos y documentales, amén de rincones y miradores como los que permiten otear la plaza de la Armería o Las Vistillas, con la cúpula de San Francisco el Grande en lontananza. La visita costará seis euros. Por dos euros más, el visitante podrá conocer la cripta donde el marqués de Cubas hincó 450 ciclópeas columnas para asentar una catedral neogótica, impulsada antes de su prematura muerte, en 1878, por la reina María de las Mercedes, aquí enterrada.

El neogótico inicial fue trocado en 1944 al neoclásico por Carlos Sidro y Fernando Chueca, porque su traza primera no dialogaba con el contiguo Palacio Real. Ello provocó cierto desencuentro estético entre la catedral y la ciudad, que ahora quizá permita superar el conocimiento museístico público del templo. Entre otras joyas se muestra el códice medieval de Juan Diácono, probatorio de la canonización de san Isidro en 1622. De aquella ceremonia se exhibe uno de los textiles más veteranos de España: una capa pluvial, que ha resistido en un arcón el embate implacable del tiempo.

Casullas, báculos, mitras, coronas, cálices y custodias, de restallante belleza, además de recuerdos papales, como los de la visita de Juan Pablo II, construyen el relato del museo, que brinda copiosa información sobre este templo católico, cuya historia se solapa con la de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2007