Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil no tiene pistas sobre la autoría de la bomba de Nigrán

Un combinado de clorato potásico y azufre podría ser el componente del explosivo que detonaron los Tedax de la Guardia Civil y que fue localizado el pasado jueves en una de las habitaciones de un chalé en construcción en la localidad de A Ramallosa, en el municipio de Nigrán.

A la espera de los análisis que se están realizando en el Laboratorios de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid, los investigadores no creen que la potencia del explosivo pudiese hacer volar la edificación o provocar daños personales.

La olla donde se halló el paquete bomba tenía capacidad para cinco litros, pero tampoco parece probable que la cantidad de explosivo fuese similar, Tampoco se ha podido determinar si el lugar donde se encerró el artefacto contenía un temporizador que lo habría hecho detonar antes de que intervinieran los artificieros.

El Servicio de Información de la Guardia Civil ha asumido la investigación que, por el momento, no ha llevado a ninguna pista sobre los autores. "Nada tiene consistencia y cualquier hipótesis es probable", comentaron fuentes próximas a la investigación del caso.

Las mismas fuentes indicaron que "no hubo llamada que alertase de la colocación del artefacto ni nadie que lo haya reivindicado". "Nos encontramos ante un hecho extraño que nada tiene que ver con el incendio de un coche o con las pintadas de una sede política. Esto ha ido más lejos", señalaron las citadas fuentes en alusión a los ataques, ocurridos en los últimos meses, contra el automóvil de un concejal del BNG en Nigrán y contra la sede del PSdeG en esa localidad.

Aunque el origen del suceso podría estar en una situación de sospecha permanente que ha generado el desarrollo urbanístico de Nigrán, fuentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil indicaron que las obras de esta urbanización de cinco chalés se atienen a las normas, por lo que no hay constancia de que se esté incumpliendo la licencia que concedió en su día el Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007