Comienzan los trabajos de retirada de las ruinas de la iglesia de Sol

Fomento confía en reanudar las obras del intercambiador dentro de dos o tres meses

El Ministerio de Fomento ya trabaja en el desmontaje de las ruinas de la iglesia del Buen Suceso, del siglo XV, encontradas durante las obras de construcción de la macroestación de Sol, parada intermedia del segundo túnel de la risa entre Atocha y Chamartín. Desde que hace ocho meses se hallaran los restos, las obras han estado paradas hasta el día 3 de enero. La Comunidad y el ministerio han mantenido una guerra de cartas y declaraciones sobre quién es el responsable del retraso. De fondo, los ciudadanos convivirán unos meses más de lo previsto con las obras de Sol.

El pasado 28 de diciembre, día de los Inocentes, el Ministerio de Fomento organizó una visita a la nueva estación de Nuevos Ministerios, cuarta parada del segundo túnel de la risa, para mostrar los progresos de la obra. Y efectivamente, la estación estaba casi terminada, pero el secretario de estado de Transportes, Víctor Morlán, además de hacer de cicerone por la infraestructura, aprovechó para cargar duramente contra la Comunidad.

Según Fomento, el retraso en la obra -que debía estar terminada a finales de 2007- se debe a que el Gobierno regional no había mandado la autorización para desmontar los restos de la antigua iglesia del Buen Suceso, hallada en las obras de la estación de Sol. Morlán dejó entrever ese día que podía deberse a motivos electoralistas.

La Comunidad, sin embargo, había mandado el día 19 por la mañana -nueve días antes - la autorización; por fax y por correo, con copia a la empresa de arqueología y a la constructora encargada de la obra. El acuse de recibo es del 26 de diciembre, pero Fomento asegura que hasta el 2 de enero no recibió la autorización. Dicen que, a pesar de ir dirigida a la Dirección General de Ferrocarriles, el nombre del destinatario era el del anterior jefe de obra. Por ello, nadie pudo abrir la carta que contenía la esperada autorización.

Creen en el ministerio que el error podría ser el enésimo truco de la Comunidad para dilatar la interrupción de las obras. En el gobierno regional, simplemente, argumentan que, si se había cambiado el jefe de obra, no había más que comunicarlo para que no sucediera algo así. Y los unos por los otros, y la casa ha estado ocho meses sin barrer.

Los plazos de ejecución previstos por el ministerio eran, para el túnel, finales de 2007, y para la estación de la Puerta del Sol, un año después. Lógicamente, el retraso acumulado afectará a las previsiones. "Estamos trabajando para que la incidencia sea la menor posible", anuncian fuentes del Ministerio de Fomento.

Desde el día 3 de enero, Fomento trabaja en la retirada de los restos de la iglesia. Luego deberá buscar un lugar para almacenarlos de modo que, al término de la obra, puedan volver a montarla. Y ese es otro punto de discusión.

Según la Comunidad de Madrid, el Ministerio no ha presentado todavía una remodelación del proyecto de la losa de hormigón que recubre la estación y que, ahora, deberá también soportar el peso de las ruinas.

Los entuertos administrativos han mantenido interrumpida durante estos meses la construcción de la estación, aunque las obras de la caverna de dicha infraestructura han podido avanzar con relativa normalidad. Algo que difícilmente consolará al ciudadano que a diario cruza por lo que queda de la Puerta del Sol.

Dos meses más

.Fomento confía en poder terminar los trabajos de desmontaje en unos dos meses. Será entonces cuando se reanuden las obras del túnel. "Nosotros sabemos de túneles, no de arqueología. Por tanto, no podemos decir con exactitud cuando terminaremos. Confiamos que sea en unos dos o tres meses", aseguran fuentes del ministerio.

El hospital de San Andrés y la iglesia del Buen Suceso fueron levantados en el siglo XV por el arquitecto Juan de Herrera, en una de las esquinas de lo que hoy es la Puerta de Sol -entre la carrera de San Jerónimo y la calle de Alcalá-.

Los restos que el Ministerio de Fomento halló el pasado mayo, durante los trabajos de construcción de la estación de Cercanías bajo la plaza, se corresponden con la cimentación de la fachada y los laterales de la iglesia. "Se trata de un proyecto de un alto valor histórico porque existen muchos datos sobre el hospital y la iglesia del Buen Suceso", señaló en su momento el director general de Patrimonio, Francisco Javier Hernández.

Restos de la iglesia del Buen Suceso hallados durante las obras de la estación de Sol.
Restos de la iglesia del Buen Suceso hallados durante las obras de la estación de Sol.BERNARDO PÉREZ

Sobre la firma

Daniel Verdú

Nació en Barcelona en 1980. Aprendió el oficio en la sección de Local de Madrid de El País. Pasó por las áreas de Cultura y Reportajes, desde donde fue también enviado a diversos atentados islamistas en Francia o a Fukushima. Hoy es corresponsal en Roma y el Vaticano. Cada lunes firma una columna sobre los ritos del 'calcio'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS