Camps anuncia por sorpresa el archivo del expediente a un sindicalista de Ferrocarrils

El presidente elude explicar si piensa actuar para paliar la situación del Júcar

Por sorpresa. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, anunció ayer en las Cortes el sobreseimiento del expediente abierto a un sindicalista del SF-IV por sus críticas en la comisión de investigación del accidente de metro que el 3 de julio causó 43 muertos. El anunció pilló por sorpresa incluso al afectado, que desconocía el desenlace de un expediente que levantó críticas unánimes de la oposición por considerarlo una caza de brujas. Tras el anuncio, FGV reforzó con un comunicado el anuncio, del que, dijo, informará al "interesado" en los "siguientes días".

Camps anunció ayer en la sesión de control al Consell en el pleno de la Cámara, y en respuesta a una pregunta formulada por el portavoz del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, una decisión de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) de la que la empresa no había informado ni siquiera al trabajador afectado. El presidente explicó que fue informado del cierre del expediente al preguntar a la empresa pública de transporte, aunque fuentes socialistas aseguraron que ayer por la mañana en FGV se recibió una llamada de Presidencia para pedir el sobreseimiento del mismo e informaba de que Camps iba a anunciar el desenlace en las Cortes.

La primera noticia que recibió el afectado sobre el final de la investigación abierta, en cualquier caso, fue el anuncio del presidente de la Generalitat. Poco después del mismo, FGV emitió un comunicado en el que aseguraba que la dirección de la empresa "comunicará en los siguientes días el sobreseimiento del expediente al interesado".

Pla mostró su satisfacción por la noticia y censuró que el PP "haya intentado coartar la libertad de expresión" de una persona en una comparecencia en las Cortes. El líder de los socialistas valencianos lamentó la actitud del Consell, que "demuestra la deriva" de los populares "hacia la extrema derecha".

El responsable del SF-IV, Fernando Soto, subrayó que ni el sindicato ni el propio trabajador -el maquinista Diego Trigo- habían recibido comunicación alguna sobre una decisión que atribuyó al rechazo general que provocó la apertura del expediente.

FGV justificó la apertura de un expediente en unas declaraciones en las que Diego Trigo defendía la responsabilidad de Vicente Contreras, director adjunto de Explotación de FGV. "Porque ese señor no sé las funciones que realiza dentro de la empresa. Lo único es eso, las contratas y dar nuevas contratas a quien quiere. Sí, el melenas... Muy simpático", dijo el sindicalista durante su exposición ante la comisión de las Cortes que investigó este verano el accidente de la línea 1 del metro. Las declaraciones han provocado una demanda civil de Vicente Contreras.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ayer, FGV explicó que el expediente pretendía determinar si las declaraciones del trabajador "pudieran ser o no constitutivas de una falta laboral por vulnerar los derechos de otro trabajador de la empresa". Tras la investigación, el instructor encargado del caso no ha encontrado "indicios de falta laboral" lo que ha derivado en el cierre del mismo.

Por otra parte, en su respuesta a la pregunta que le formuló Joan Ribó, portavoz de Esquerra Unida-L'Entesa, sobre la situación del río Júcar, Camps aseguró que "la culpa" de todo la tiene "la incapacidad" de José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusó de haber "tirado por tierra", en sólo "24 horas", afirmó, "100 años" de trabajo conjunto en materia hídrica para dar una solución a las necesidades de agua en España. Camps eludió de nuevo sus propias responsabilidades en la situación del río -que Ribó consideró agónica- y evitó explicar si piensa hacer algo para paliarla.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS