Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:KEKE ROSBERG | Ex campeón mundial | Fórmula 1 | Gran Premio de Japón

"Alonso es muy rápido y no comete errores"

Aunque no suene tanto como Niki Lauda o Alain Prost, Keke Rosberg, de 57 años, fue uno de los mejores pilotos de su época (de 1978 a 1986) y ganó el título mundial de F-1, con Williams, en 1982. Llegó a la última carrera, en Las Vegas, con el objetivo de quedar entre los seis primeros para asegurárselo. Ganó Michele Alboreto y él fue quinto. A pesar de haber nacido en Estocolmo, fue el primer campeón finlandés y abrió la puerta a Mika Hakkinen, de quien fue representante, y Kimi Raikkonen. Ayer, en el motorhome de Williams, junto a su hijo Nico, una de las últimas revelaciones, analizó el duelo Fernando Alonso-Michael Schumacher a falta de dos citas, la de Japón (mañana: 7.00, Tele 5) y la de Brasil.

"La pugna entre Schumacher y el español es muy buena. Es lo que todos queremos ver. Tanto los aficionados como los organizadores"

"Cualquier detalle puede ser determinante. Lo único que espero es que el campeonato no se decida por un problema técnico o algo similar. Sería una lástima"

Pregunta. ¿Qué le parece la pugna entre Alonso y Schumacher?

Respuesta. Es muy buena para la F-1. Es lo que todos queremos ver. Los aficionados y los organizadores.

P. ¿Quién se impondrá?

R. No lo sé, no tengo una bola de cristal. Ahora mismo creo que no sólo están igualados en la clasificación [a 116 puntos], sino también en otros aspectos: tienen los mejores coches y todo el apoyo de sus fábricas de neumáticos. Así que cualquier pequeño detalle puede ser determinante. Lo único que espero es que el campeonato no deba decidirse por culpa de un problema técnico o algo similar. Sería una lástima.

P. ¿Son muy diferentes conduciendo?

R. Sí, seguramente. Pero hay algunos elementos que les son comunes: los dos son campeones. Por tanto, ambos son grandes pilotos y tienen un tipo de conducción peculiar. Alonso es el líder, junto a Raikkonen, de la nueva generación. Es muy profesional, muy rápido, no comete errores. Y de Schumacher ya está todo dicho. Ahora estoy demasiado lejos para ver cómo conducen. Pero sólo puedo concluir que Alonso es un brillante profesional y Schumacher ha ganado siete títulos.

P. Alonso dice que la FIA está ayudando a Schumacher con algunas decisiones polémicas...

R. He leído al respecto y tengo mi opinión, pero no quiero involucrarme.

P. También cree que Renault no le ha ayudado lo suficiente en algunas ocasiones.

R. Renault quiere ganar el campeonato y hará todo lo que pueda para conseguirlo. Sí, sé que lo ha dicho, pero los pilotos a veces dicen muchas cosas simplemente para conseguir que el equipo reaccione y se espabile un poco. Creo que lo ha conseguido, ¿no?

P. ¿Piensa que a cualqier equipo puede interesarle más el título de constructores que el de pilotos?

R. No, en absoluto. El de marcas es importante por cuestiones de dinero y mercadotecnia. Alonso se irá en 2007 a McLaren y puede que algunos en Renault centren su interés en el campeonato de marcas. Pero el prestigio que da el de pilotos es muy superior. Y creo que los técnicos y el mismo Flavio Briatore no están pensando en el márketing cuando compiten.

P. ¿Es Schumacher el mejor de la historia?

R. No lo sé. Pero tampoco me lo planteo. Cada época ha tenido sus pilotos y siempre han competido en condiciones distintas. Para mí, es incomparable.

P. Alonso y Raikkonen cambiarán de equipo. Uno, a McLaren. Otro, a Ferrari. ¿Han acertado?

R. Van a dos de los mejores equipos. No será un error. La mayor parte de las veces es bueno cambiar de aires y romper con lo que te rodea. Suele darte una buena dosis de motivación.

P. Su hijo, Nico, forma parte de una última generación que debe salvar la F-1 de la agonía de talentos por la que pasa.

R. No sé hasta dónde llegarán. Están subiendo peldaños y ofreciendo algunos buenos espectáculos. Pero creo que les costará alcanzar a Kimi y Fernando. Para mí, ellos seguirán delante.

P. ¿Hay mejores pilotos ahora que en su época?

R. No puede compararse. Seguro que estos jóvenes trabajan más duro que nosotros. Se entrenan más, están más con el equipo, tienen más ingenieros, más reuniones... En mi época, por la tarde ya no quedaba nadie en el circuito. Ahora, en cambio, los pilotos llegan al hotel a las ocho y media de la noche. Pero hay algo en lo que sí superábamos a los actuales: siempre había un grupo que luchaba por el título. Ahora sólo hay dos. Pero, al final, sucede lo mismo. Los mejores coches, en este caso Ferrari y Renault, son los que acaban ganando más que los pilotos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2006