Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RICHARD W. POUND | Presidente de la Agencia Mundial Antidopaje | Dopaje | La gran lacra

"Ya podemos ir por delante de los tramposos"

Richard W. Pound (Ontario, Canadá; 22 de marzo de 1942), el presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), acudió esta semana a Madrid para recoger el premio nacional al deporte como reconocimiento a la labor del organismo que dirige. Tras recibir el galardón, habló con los periodistas: "Muchos deportistas consumen sustancias prohibidas, pero pocos lo reconocen. Sistemáticamente, lo niegan aunque haya pruebas concluyentes en su contra", advirtió. "No pasa nada si dicen: 'Vale, lo reconozco; me he dopado'. Seguro que se sentirán mejor en su interior", apuntó. "Si salen muchos casos [de positivos, refiriéndose al ciclismo] es porque hay una persecución de los defraudadores. Eso es una buena noticia. Es muy reconfortante comprobar los esfuerzos que se hacen en el Tour de Francia, por ejemplo, por limpiar la carrera. La batalla contra el dopaje no es algo de pocos días, algo como una tormenta en el desierto, sino un trabajo constante de años. Hemos hecho progresos, pero aún queda mucho camino por recorrer", añadió.

"La Operación Puerto es un buen ejemplo de lo que la colaboración entre las autoridades y la policía puede lograr"

Más tarde, mientras rehacía sus maletas, Pound aceptó comentar con este periódico la trama criminal descubierta por la Guardia Civil en la Operación Puerto, así como la nueva ley antidopaje española. Eso sí, cuando la conversación se dirigía hacia el ex ciclista estadounidense Lance Armstrong, heptacampeón del Tour, con quien ha tenido tantos encontronazos, la cerró: "Última pregunta".

Pregunta. ¿Le ha sorprendido que haya casi 60 ciclistas implicados en la Operación Puerto?

Respuesta. Desgraciadamente, no. Sabemos que en el ciclismo hay dopaje desde hace años y que los tramposos se han convertido en unos expertos refinados para no ser detectados por los controles. Nos enfrentamos a un sistema sofisticado y organizado de trampas, como ha establecido la investigación policial española.

P. Sin embargo, el goteo de positivos en todos los deportes es ya continuo.

R. Ahora estamos en posición de ir por delante de los tramposos. La Operación Puerto es una buena muestra de ello.

P. ¿Qué reflexión ha hecho tras ver descubierta una red, con sedes en España, Italia o Alemania, que se extendía por el pelotón?

R. Que la Operación Puerto es un buen ejemplo de lo que la colaboración entre las autoridades deportivas, la policía y los políticos puede lograr. Nosotros, desde la AMA, podemos saber qué deportistas hacen trampas; dónde están; más o menos, cómo se dopan... Pero no tenemos la autoridad para hacernos con documentos o cambiar las leyes. La AMA piensa que hay algunos deportistas y entrenadores sospechosos, pero no tiene la capacidad de poderlos investigar. Por eso la colaboración entre las autoridades deportivas y las gubernamentales es tan importante.

P. Hay quien duda de que vayan a la cárcel los implicados en la Operación Puerto, cuyos delitos están siendo juzgados como violaciones de la salud pública.

R. No conozco al detalle las pruebas, pero, por la cantidad de documentos y pruebas incautadas, por la satisfacción que me han transmitido las autoridades españolas, parece que hay suficiente para condenar a los implicados.

P. Muchos ciclistas se sienten perseguidos socialmente y recuerdan que el dopaje también se da en otros deportes. ¿Le sorprendería que la Operación Puerto descubriera otros deportistas fraudulentos?

R. En absoluto.

P. España estrenará próximamente una Ley Antidopaje.

R. Debe estar satisfecha con ella. La coloca en la primera línea de la lucha, con Alemania o Italia. Eso es importante en un país cuyos equipos y deportistas también están en primera línea.

P. ¿Era España un país blando en la lucha antidopaje?

R. Ha habido comentarios sobre eso. Yo los he escuchado. Pero lo importante es el futuro, no el pasado. España es ahora un país importante en esta lucha.

P. ¿Qué opina de que la ley permita a los infractores reducir sus penas denunciando a quienes les proporcionaron las sustancias prohibidas?

R. El deporte debe dotarse de todas las armas contra el dopaje, y ésa es una. La AMA la recomienda en su código. Durante mucho tiempo, el sistema ha beneficiado a los organizadores del dopaje, como sucedió con Gobiernos de la antigua Europa del Este. Ésa es una herramienta contra ello, contra los casos de deportistas que no sabían qué les inyectaban.

P. La AMA y sus protocolos han estado en el centro de la polémica. El ciclista norteamericano Floyd Landis, positivo por testosterona en el Tour, dice que su contraanálisis, considerado positivo por su organismo, no lo es según los criterios que ustedes han establecido.

R. Landis tuvo representantes mientras se analizaba la segunda muestra de su orina para el contraanálisis. Nosotros, también. No hay ningún problema con ese resultado. Debe aceptarlo.

P. La atleta estadounidense Marion Jones, exonerada de un supuesto positivo por EPO gracias a un contraanálisis negativo, tampoco cree que el sistema funcione.

R. No debería criticarlo, sino estar contenta. Tenía derecho a una segunda prueba y dio negativa. El test de la EPO tiene muchos pasos intermedios. Pero, pese a las críticas, el sistema funciona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de septiembre de 2006