Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TECNOLOGÍA

Un portátil para todos los niños

Nicholas Negroponte, impulsor del PC barato para niños desfavorecidos, anuncia que el aparato estará disponible en abril de 2007 a 140 dólares.

El ordenador portátil barato para niños de países en desarrollo estará disponible en abril de 2007, según ha avanzado el impulsor del proyecto, Nicholas Negroponte, miembro del Massachusetts Institute for Technology (MIT), al portal ZDNet.com. Costará de 130 a 140 dólares, en vez de los 100 dólares que se propuso al principio, pero finalmente llegará a los escolares de países como Nigeria y Tailandia.

Tendrá el tamaño de un cuaderno, será resistente, ligero y de bajo consumo y permitirá navegar por Internet mediante dos pequeñas antenas. Además, tendrá una batería que podrá ser recargada con un pedal conectado al aparato. Se llamará Children's Machine (máquina para los niños) o 2B1 y sus impulsores consideran que permitirá a los niños de países desfavorecidos acceder a nuevos métodos de enseñanza y a la Red de redes. Una gran ventaja es que sólo con que uno de los terminales se conecte a una red wi-fi, el resto podrán acceder a éste y beneficiarse de su acceso.

A 100 dólares en 2008

Si se cumple el plazo, se conseguirá el objetivo de la asociación sin ánimo de lucro One Laptop Per Child (OLPC, un portátil para cada niño), creada por Negroponte junto a otros miembros del MIT y con la financiación de seis empresas: Google, News Corp, AND, Redhat, Brightstar y Nortel.

Los nuevos 2B1 saldrán a un precio de unos 140 dólares, pero Negroponte espera que cuesten 100 dólares en 2008 y que su precio decrezca en el futuro. "Es un precio de salida, pero queremos que cada nueva partida sea más barata. Prometemos que el precio bajará", afirmó Negroponte el junio pasado.

Para producir los primeros al precio anunciado de 140 dólares es necesario fabricar de cinco a seis millones de unidades. Países como Tailandia, Nigeria, Egipto, Rusia, México, Brasil, Argentina e Indonesia ya se han interesado en el proyecto, aunque ninguno ha solicitado ningún pedido todavía. "Mantenemos contactos con los países mencionados. OLPC ha solicitado a los interesados que esperen a ver cómo funcionan los portátiles antes de encargar sus pedidos", según declaró un portavoz de la asociación a ZDNet.com. Los terminales no se venderán al detalle, sino que serán los ministerios de Educación de los países los que los distribuirán en las escuelas. "Es un proyecto educativo, no un proyecto sobre portátiles", ha anunciado Negroponte.

Otra ventaja del 2B1, según sus creadores, es que su sistema operativo será Linux (tipo Fedora), de código abierto, de manera que los usuarios podrán rediseñar libremente sus programas. "Aunque no esperamos que cada niño se convierta en un programador, no queremos que ningún techo limite la capacidad de los chicos para modificar sus terminales", explica la asociación OLPC en su web (htttp://wiki.laptop.org).

Uno de los principales obstáculos para conseguir el nuevo terminal era diseñar una pantalla flexible que pudiera leerse a plena luz del día. El 2B1 contará con una. "Nuestra pantalla tiene una resolución superior al 95 % de los portátiles del mercado; aproximadamente, una séptima parte del consumo de energía; cuesta una tercera parte del precio y se puede leer al sol", señala la web.

Los 2B1 presentarán una interfaz adaptada para el uso educativo. Carecerán de disco duro para reducir el peso y el precio, aunque tendrán una pantalla TFT de 20 centímetros, con una resolución de 1200 por 900 píxeles. Incorporará una pequeña memoria de 128 megabytes de RAM y 512 megabytes de memoria flash. Contará con cámara, micrófono y altavoces integrados y tres puertos USB. Además, el 2B1 se podrá utilizar como e-book (libro electrónico). El terminal tendrá una vida estimada de cinco años.

Terminal fácil y multiusos

Con el tamaño de un cuaderno escolar y casi igual de ligero, el nuevo terminal Children's Machine o 2B1 contará con un teclado hermético adaptado a los caracteres tipográficos de cada país. Dos pequeñas antenas a cada lado de la pantalla permitirán el acceso a redes inalámbricas (wi-fi) con un alcance mayor al de los portátiles normales. El teclado permite una doble opción donde los chicos podrán escribir y dibujar. La clavija del micro acepta otros dispositivos caseros, de manera que el usuario podrá enchufarlo y convertir el terminal en termómetro u osciloscopio. El aparato, construido por Quanta Computers y Red Hat, será rígido, con una carcasa de plástico de dos milímetros de grosor (a diferencia de los 1,3 milímetros normales) e incorporará parachoques interiores. Además, incluirá un software de sonido (Csound), muy versátil. Las baterías no contendrán metales pesados tóxicos y permitirán recargarlo con fuentes de energía alternativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de agosto de 2006

Más información