Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Vuelve 'el holandés volador'

Pieter Van den Hoogenband encabeza, tras 15 meses sin competir, las semifinales de 200 metros, interrumpidas por una tormenta

Pieter Van den Hoogenband, El holandés volador, volvió ayer a imponer su ley en el agua. Hacía quince meses que no veía una piscina. Pero consiguió clasificarse para las semifinales de 200 metros libres con la mejor marca, 1m 47,63s. Hoy saldrá desde la calle cuatro en la segunda semifinal para confirmar si está en disposición de lograr medalla. En realidad, el nadador debía haber asegurado ayer su pase a la final. Pero una tormenta obligó a aplazar la mitad de las pruebas del Campeonato Europeo de Natación hasta hoy.

Budapest, que acoge un certamen escaso de grandes figuras, esperaba a Van den Hoogenband y lo necesita. Sus marcas no fueron arrolladoras después de más de un año sin competir por una operación de hernia. Pero el holandés, de 28 años y 1,93 de estatura, parece capaz de cualquier cosa.

El nadador nació con el esternón hundido, lo que le ayudaría a flotar por encima del agua

Él solo se bastó para enmudecer a un país entero. Era septiembre de 2000 y Australia se había preparado para unos Juegos Olímpicos, los de Sydney, perfectos. Para que la felicidad fuera completa, los aussies debían dejar claro quién mandaba en el Aquatic Center, donde desembarcaron con una selección de estrellas liderada por Ian Thorpe.

El día de la final de 200 metros libres, con 17.500 personas en la grada, Pieter Van den Hoogenband, El holandés volador, se impuso a El torpedo australiano delante de su público y en su prueba, consiguiendo además récord del mundo. No contento con su osadía, Van den Hoogenband decidió pocos días después, el 19 de septiembre de 2000, asombrar al mundo entero batiendo otra plusmarca, hasta entonces en manos de El Zar, Alexander Popov. En la semifinal de 100 metros paró el crono en 47.84s, convirtiéndose en el único nadador capaz de cruzar dos veces la piscina en menos de 48s.

Después de Sydney, Thorpe se tomó la revancha: plusmarca de 200 en el Mundial de Fukuoka y oro en Atenas. Pero Van den Hoogenband no se fue de vacío de los Juegos de 2004. Fue segundo en el 200 y se colgó otro oro en los 100.

Sus 36 medallas -entre Europeos, Mundiales y Juegos- convierten a Pieter Van den Hoogenband en una celebridad en los Países Bajos. Capaz de competir con el fútbol. Basta escribir las siglas VDH para saber que se refieren al holandés capaz de volar sobre el agua. Incluso se le atribuyen unas características biomecánicas que le equiparan con los superhéroes. Nació con el esternón hundido y esto, según algunos, le ayudaría a flotar sobre el agua. Una propiedad muy apreciada en los velocistas.

Otra prueba de que el héroe nació para vivir en el agua: hay quien sostiene que la proporción entre sus brazos y sus piernas es perfecta para la natación. Ver para creer.

FINALES DE AYER: HOMBRES: 50m mariposa: 1. S. Breus (Ucr.), 23,41s. (RC) 2. D. Draganja (Cro.), 23,62s. 3. J. Andkjaer (Din.) 23,77s. 100m espalda: 1. A. Viatchanin (Rus.), 53,50s. (RC) 2. M. Rogan (Aus.), 54,07s 3.A. Grigoraidis (Gre.), 54,34s. 100m braza: 1. R. Sludnov (Rus.), 1m61s. 2. A. Dale Oen (Nor.), 1m 63s 3. O. Lisogor (Ucr.) 1m 64s. MUJERES: 50m mariposa: 1. T. Alshammar (Sue.), 26,06s. 2.A-K. Kammerling (Sue.), 26,23s. 3.C. Groot (Hol.) 26,49s.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de agosto de 2006