Cartas al director
i

La II República Española

Nadie discute, salvo la derecha interesada, que la breve experiencia vivida por nuestro país con motivo de la proclamación de la II República Española el 14 de Abril de 1931, fue una opción renovadora. El proyecto que se puso en marcha entonces, marcó una línea de progreso capaz de homologarse con los países más avanzados del mundo. La ausencia de un debate nacional, sin complejos, sobre el periodo republicano, la sombra de la guerra civil y la dictadura, siguen ocultando y oscureciendo este periodo histórico de libertad. Legítimo, legal y democrático. Es una vergüenza nacional que hayamos celebrado hasta después de la muerte del dictador la fecha del 18 de Julio, en el que se rompió la legalidad constitucional y republicana, y no marquemos sobre el calendario la fecha del 14 de Abril, al menos para conmemorar una etapa de la historia de España de la cual deberíamos estar orgullosos. Sin rendir homenaje a la II República Española, la reconciliación entre los españoles sigue pendiente. No olvidemos que tan legítimo fue el periodo republicano como la actual Monarquía parlamentaria.- Pedro Taracena Gil. Madrid.

Los principales medios de comunicación han recordado este acontecimiento a su manera. Los años de la II República fueron los primeros en los que España vivió en una democracia estable. Se redactó una Constitución que pretendía parecerse a la de 1869, pero que la superó en aspectos de democracia, igualdad y justicia. Fue un periodo de luces para la cultura, la sociedad y la política española.

En el ámbito cultural, tenemos la fusión del modernismo del 98 y de lo que se veía como la generación del 27, esa segunda edad de oro. En la política asistíamos a una república reformista, con intenciones de igualdad y, ante todo, democrática. Y, en lo social, al Estatuto catalán, a la reforma agraria y el anticlericalismo.

Las ideas republicanas fueron duramente reprimidas durante el franquismo, tachando de rojo al que se considerase republicano, e incluso internando en campos de concentración a los soldados del Frente Popular.

Hoy no debemos olvidar esta época que fue decisiva para nuestra historia y nuestro pasado, y conmemorarla como ella se merece.- David de Bedoya Azorín-Albiñana. Madrid.

Negarla es negar a nuestros padres, sus ilusiones, su vida. Bajo el terrorismo de la dictadura militar nos hablaron, bajito pero con la claridad de su mirada, del 14 de Abril como el día más feliz de aquel ansia por vivir que les mutilaron. Son tantos y tan vivos que no basta con el recuerdo de sus hijos; sí, les debemos nuestra memoria colectiva y reclamo su homenaje al proyecto que levantaron y vieron, primero aplastado y luego ninguneado en decisión política injusta. Ya toca reconocerlo.- Francisco Villén.

Este sería un buen momento por parte de todos, la Iglesia que tuvo un papel tan importante en el régimen franquista, partidos políticos, Parlamento, para reconocer y recordar a todas las personas que lucharon y murieron por defender la II República, cuyos sobrevivientes fueron perseguidos durante tantos años. Recordemos que todavía viven personas que lucharon por la II República, que merecen un reconocimiento. Ellos que lucharon por unos ideales, válidos todavía hoy en día.

Es de agradecer que el pasado 17/03/06 el Consejo de Europa condenó las múltiples y graves violaciones de los derechos humanos cometidos durante el régimen franquista.- Juan B. Navarro Santaclara. Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50