Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPOSICIONES

23 fotógrafos muestran la presencia árabe en América del Sur

La utilización de la brújula, el astrolabio, los números hindo- arábigos o el simple hábito de tomar café son algunos ejemplos de cómo los árabes difundieron su cultura en Suramérica. La exposición Amrik-Presencia Árabe en América del Sur muestra imágenes de 23 fotógrafos de 10 países de Suramérica sobre la presencia árabe en sus países invitados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

La exposición se montó por primera vez en Brasilia en mayo de 2005. Amrik ha sido presentada, con gran éxito, también en las ciudades de Quito, Bogotá, Argel y en Nueva York, donde fue expuesta en la sede de Naciones Unidas. Presencia árabe en América del Sur muestra fotografía tomadas en Salta (Argentina), Cuzco (Perú), Sucre (Bolivia), Santiago de Chile y Manaus (Brasil).

La primera parte de la muestra presenta el legado inmemorial de los árabes, la sabiduría científica y cultural que fue transmitida por españoles y portugueses en América.

Bellas imágenes de danzarinas árabes de Paraguay, un bautismo ortodoxo en una iglesia de Santiago de Chile, musulmanes que rezan en una mezquita de Perú, o la imagen de un cristo que fue un regalo de la comunidad árabe-palestina a la ciudad de Cuzco, son algunos de los ejemplos.

La influencia árabe va desde el aceite de dendé, elemento esencial de platos de la cocina bahiana en Brasil hasta el formato hexagonal de los panderos, instrumento típico de la samba brasileña. También resulta curioso ver las fotos de la producción de millones de kibes (una especie de croquetas gigantes) al mes de la más grande red de fast-food de Brasil, que es una red de comida árabe.

La segunda parte de la exposición muestra la aventura de los árabes que emigraron a Suramérica, un movimiento que empezó en el último cuarto del siglo XIX. Árabes que se fueron de sus países de origen huyendo de persecuciones y discriminación bajo el yugo del Imperio Otomano. Muchos sirios y libaneses llegaron a América solamente con los documentos turcos y la ropa que llevaban puesta.

Allí encontraron trabajo como vendedores ambulantes y comerciantes. Algunos construyeron grandes imperios o lograron una gran posición social y política.

Amrik. Hasta el 14 de mayo. Casa de América. Paseo de Recoletos, 2. Martes a sábado: de 11 a 14.00 y de 17.00 a 20.00. Domingos, de 11.00 a 14.00

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de marzo de 2006