Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps ignora el desafío de los zaplanistas y advierte de que las listas se harán cuando toque

El presidente pacta con Barberá construir la Esfera Armilar en el Parque Central

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, optó ayer por ignorar el desafío de los zaplanistas, que el viernes reunieron a cerca de 3.000 militantes para demostrar su fuerza de cara a la confección de las listas electorales autonómicas y municipales de 2007. Camps, que no fue invitado a la cena celebrada en Alicante que cerró el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana, aseguró que "las listas se harán cuando corresponda". El jefe del Consell se entrevistó ayer con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y se comprometió a construir la Esfera Armilar en el Parque Central.

Tanto Camps como Zaplana mantienen las espadas en alto en el seno del partido. Por un lado, el líder regional del PP no está dispuesto a afrontar otra legislatura con una minoría de bloqueo en el grupo parlamentario de las Cortes Valencianas tal y como sucede ahora. Por otro, el portavoz del PP en el Congreso quiere que se respete su poder territorial en Alicante, tal y como pasa en Castellón con Carlos Fabra.

Así las cosas, la conciliación de los intereses de ambos parece difícil. En este contexto, los zaplanistas, ignorando a la dirección regional del PP, realizaron el pasado viernes una demostración de fuerza destinada a que Camps respete las candidaturas que proponga la dirección provincial del PP, que lideran José Joaquín Ripoll y Miguel Peralta.

Arropado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y los consejeros de Infraestructuras y Economía, José Ramón García Antón y Gerardo Camps, respectivamente, el jefe del Consell indicó que se está dedicando a sus objetivos de legislatura y a eso se va a dedicar en los próximos meses. Interpelado por el pulso de los zaplanistas, Camps dijo: "No sé a qué requerimiento se refiere".

Camps y sus dos consejeros se reunieron ayer con la alcaldesa de Valencia para repasar las inversiones de la Generalitat en la ciudad y volver a arremeter contra el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. En este contexto, el consejero de Economía y la alcaldesa advirtieron que si no se construye la Esfera Armilar en Valencia será responsabilidad del Gobierno. Gerardo Camps señaló que la Generalitat creará en las próximas semanas una fundación con todas las personas físicas y jurídicas que tienen derechos sobre el citado proyecto. Según el consejero, los proyectos de construcción están listos y hay financiación, por lo que sólo faltará la autorización del Gobierno para que se pueda construir, de manera simultánea al soterramiento de las vías, y ubicar en el futuro parque central.

Por otra parte, en Barcelona los partidos catalanes se refirieron ayer a la cláusula Camps, que figura en la reforma del Estatut a cuenta de la pretensión de Esquerra Republicana de incluir una cláusula para pedir en la reforma catalana lo que consigan los vascos en el futuro. Antoni Duran i Lleida, de CiU, dijo que cuando Camps planteó su cláusula se rieron "todos, el señor Puigcercós (ERC) el primero, y ahora la quiere copiar". Iniciativa per Catalunya-Verds aseguró que será bienvenida la "cláusula Puigcercós si ha de servir para sumar a ERC al acuerdo" del Estatuto catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de febrero de 2006