Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Veo el título más cerca que en 2005"

Alonso sostiene que Renault le apoyará "porque no puede permitirse el lujo de no volver a estar arriba"

Luce ya el número uno y está en el punto de mira de Michael Schumacher y los Ferrari, de Kimi Raikkonen y los McLaren, de la prensa mundial, de todos. Pero a Fernando Alonso, el más joven campeón en la historia de la fórmula 1, nada parece perturbarle. Ante la masiva representación del periodismo mundial que se congregó en el Forum Grimaldi de Montecarlo, donde fue presentada la escudería Renault y su nuevo bólido, el R26, demostró las tablas de las grandes figuras con años de experiencia y el desparpajo y la frescura propios de sus 24 años.

La presión de defender el título y de hacerlo en una escudería que abandonará en 2007 fueron los temas en que más se le insistió. No nota el peso de la púrpura; al menos, esa es la sensación que transmite el flamante campeón del mundo. "Tendré menos presión que el año pasado. Entonces se oía decir siempre a la gente que yo era uno de los jóvenes pilotos con talento. Cuando se piensa así, tienes que demostrar que te mereces esa reputación y ganar antes de que sea demasiado tarde. Ahora ya lo he conseguido y de 22 pilotos, sólo hay tres que hayamos ganado el campeonato: Michael

"Soy joven y para 2007 necesitaba nuevos retos; creo que acerté al firmar por McLaren"

MÁS INFORMACIÓN

, Jacques y yo. Mirándolo así creo que son los otros diecinueve pilotos los que tienen la presión", afirmó poco después de posar con el nuevo R26 en compañía de Giancarlo Fisichella y del nuevo piloto de pruebas de Renault, el finlandés Heikki Kovalainen, que sustituye al francés Franck Montagny.

Con una constante media sonrisa, el piloto asturiano aludió al aspecto lúdico de competir con un fórmula 1. "Sé que seré el centro de todas las miradas y que tengo la responsabilidad de mantener mi nivel de rendimiento durante el resto de mi carrera. Sin embargo, creo que también disfrutaré más de mi trabajo. Voy a intentar disfrutar de la experiencia". ¿Podría perjudicarle el hecho de dejar el equipo en 2007? Rotundo, contestó: "En absoluto. La F-1 es un deporte muy complejo y tenemos un largo campeonato. Soy muy competitivo y siempre doy el 100%. Así que, hasta el lunes después de la última carrera, no voy a pensar en nada más. No importa contra qué coches tenga que luchar, daré el máximo por Renault". Tampoco cree que la escudería francesa vaya a perjudicarle por el hecho de saber que la abandonará en 2007. "Tampoco se puede permitir el lujo de no volver a estar arriba después de haber ganado los dos títulos", sentenció.

Comparó la diferencia entre la forma en que afrontó la pasada temporada y la actual. "El título lo ves más cerca que entonces porque ¿quién me iba a decir que iba a ser campeón cuando el año anterior sólo había podido hacer cuatro podios y no había podido ganar ni una carrera?"

Argumentó el número uno mundial alguno de los motivos por los que la pasada Navidad hizo público que en 2007 se sentará al volante de un McLaren. "Éste ha sido mi equipo durante cinco años y Renault me ha convertido en campeón del mundo siendo muy joven. Nos hemos ayudado mutuamente, pero no creo que un piloto pueda estar con un mismo equipo toda su carrera deportiva. Aún soy joven y creo que necesito un nuevo reto para 2007, así que tomé una decisión que creo es acertada".

La temporada que empezará el 12 de marzo en Bahrein vivirá otra despedida que afecta también plenamente a Alonso, la de los neumáticos Michelin, los que calzan los Renault. "Para ellos será un desafío dejar la F-1 como campeones", sentenció Flavio Briatore, director de la escudería francesa. "La motivación, este año, es incluso mayor para todos", corroboró Alonso, para el que la respuesta de los neumáticos, tras el cambio del reglamento que permitirá de nuevo cambiarlos en carrera, será una de las claves. "La prueba de fuego será en los tres primeros grandes premios, en circuitos con temperaturas muy altas. Sí parece que va a haber más competencia que el año pasado entre los fabricantes de neumáticos y yo espero que Michelin siga estando mejor que Bridgestone como sucedió la pasada temporada".

El piloto español desveló sus primeras impresiones sobre el comportamiento del nuevo R26. "Está mostrando mayor fiabilidad que el R25 el año pasado por estas fechas. Con los nuevos motores V8, la principal diferencia en la conducción es que las curvas hay que intentar tomarlas con más velocidad, no parar tanto a la entrada ni a la mitad porque de lo contrario el coche no sale con tanta velocidad. Yo definiría el R26 como el hermano mayor del R25".

En cuanto a las primeras sensaciones tras los ensayos efectuados recientemente en Jerez y en Barcelona, Alonso vaticinó: "Si McLaren sigue teniendo problemas como ha sucedido durante estos entrenamientos, en las primeras carreras del campeonato va a sufrir".

Alonso no mostró la menor preocupación respecto a las pruebas que está efectuando el campeón motociclista Valentino Rossi con Ferrari. "No me importa mucho quién pruebe. Tenemos suficiente trabajo como para ver quién viene de las motos o de otro sitio". El piloto ovetense tiene previsto ensayar de nuevo hoy mismo con el R26 en el circuito valenciano de Cheste en concurrencia, entre otros, con Rossi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 2006