Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

A Rossi le patina el Ferrari

El piloto italiano sufre un trompo en una curva tras correr sólo 2.800 metros en un bólido rojo

La primera prueba oficial de Valentino Rossi con Ferrari se fue al traste después de sólo 2.800 metros, unos 20 segundos y diez curvas. Fue todo lo que el piloto italiano, siete veces campeón del mundo de motociclismo, aguantó al volante de un bólido rojo en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, en Valencia. Rossi realizó un trompo, su coche derrapó sobre el asfalto mojado por la lluvia y se salió de la pista ante el desencanto de los mecánicos de Ferrari y los 1.500 aficionados que pagaron por presenciar los entrenamientos. Después de casi siete horas de espera, Rossi no completó ni una vuelta al circuito.

La expectación en Cheste fue máxima. Por primera vez, la estrella en Ferrari no era Michael Schumacher, el heptacampeón de Fórmula 1, sino Rossi. Todos buscaban al piloto de Urbino, que el 16 de febrero cumple 27 años. Schumacher fue el más madrugador de todas las escuderías (Ferrari, McLaren, Honda, Williams y Red Bull) en rodar, a las diez de la mañana. Rossi permanecía encerrado en su caravana frente a los seis camiones del equipo mientras la gente se arremolinaba alrededor. Cuando el italiano salió, vestido con el mono rojo, una nube de cámaras disparó sus flashes. El italiano entró en la carpa de la escudería, donde entonces estaba Schumacher. Pero el alemán, en un segundo plano, no tardó en abandonar el recinto.

Ferrari mimó a Rossi. Un portavoz de la escudería anunció a mediodía que el piloto no realizaría ninguna prueba debido a la lluvia que cayó toda la mañana. No querían correr riesgos ni quitar lucidez al estreno oficial de il dottore. Ferrari busca un campéon italiano que recupere el gancho que empieza a perder Schumacher. Y nadie mejor que Rossi. Ningún italiano corre con Ferrari desde 1999 (Nicola Larini), y ninguno gana el campeonato desde 1953 (Alberto Ascari). Rossi acaba contrato con Yamaha, que le ha permitido entrenarse con Ferrari, en 2007, cuando finaliza también el de Schumacher.

Después de varias pruebas secretas desde abril de 2004 en Fiorano y Mugello, Ferrari ofreció ayer oficialmente un volante a Rossi. El de un F2004 con un motor de 10 válvulas, mientras Schumacher corrió con el nuevo 248F1, de ocho válvulas, como exige el reglamento actual. Rossi se sentó en el bólido rojo y preguntó sin cesar a los mecánicos, que adaptaron el coche a sus medidas. Frente a la corpulencia de Schumacher, Rossi es mucho más delgado. Media hora antes del final de los entrenamientos, a las 16.30, salió a la pista desde el box 45 en un coche sin número y con un casco rojo sin publicidad. Su ritmo era lentísimo comparado con el resto de pilotos. Barrichello le superó con su Honda como una bala y Rossi derrapó en la curva siguiente. Hasta ahora sólo había conducido un Ferrari sin nadie en la pista, con unos resultados aceptables -tres segundos peor que Schumacher-, pero el adelantamiento de Barrichello le sorprendió. Tanto que perdió el control y se salió de la pista en el puesto 15 de comisarios, después de 10 curvas y 2.800 metros (el 69% del recorrido, de 4.005). El asfalto estaba mojado, pero hacía casi tres horas que no llovía y los coches lo habían secado. Tras el patinazo, una grúa recogió el F2004 y los mecánicos arroparon a Rossi. Schumacher volvió a sumar kilómetros. Fue el primero y el último en correr.

La decepción en Ferrari fue grande. El equipo italiano ha planificado un calendario de pruebas con Rossi hasta fin de año, e incluso se rumorea una supuesta oferta: 60 millones de euros por tres años. "A mitad de temporada decidirá si va a la Fórmula 1", ha afirmado Graziano Rossi, su padre. "Si viene, es para ganar, no para figurar", según Luca de Montezemolo, presidente de Ferrari. El británico John Surtees es el único campeón en motociclismo (siete veces; tres en 350 cc y cuatro en 500 cc, la última en 1960) y automovilismo (1964). Rossi cuenta con una licencia especial de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para entrenarse con Ferrari.

El mejor tiempo ayer lo marcó Barrichello (1.19.359) por delante de Davidson, Schumacher y Raikkonen. Hoy se une a ellos Fernando Alonso con su nuevo R26, Trulli, Webber y Heidfeld. Y Rossi, si el Ferrari no le patina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 2006