Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El programa de estudios de la UEM es el mejor valorado por los futuros arquitectos

La UEM también obtiene la mejor puntuación en el apartado de medios y recursos, y supera en más de un punto la valoración media del profesorado

La III edición de la encuesta de la Fundación Caja Arquitectos ha recabado la opinión de 1.256 estudiantes de las facultades de arquitectura españolas

El programa de estudios de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Europea de Madrid (UEM) ha obtenido la mejor calificación, un 7.05, en la III encuesta OPINA que organiza la Fundación Caja Arquitectos entre estudiantes de Arquitectura de toda España. Este sondeo independiente, que se realiza cada tres años, otorga también la máxima puntuación a la UEM en el apartado de medios y recursos, un 7,90. En cuanto a la capacidad y dedicación del profesorado, los 1.256 estudiantes encuestados sitúan a la universidad por encima de la media.

Según las conclusiones de OPINA, los alumnos de arquitectura conceden un "aprobado alto" a sus planes de estudios, que valoran con una media de 6 puntos. Los valores más positivos -cercanos al 7-, recaen en escuelas privadas y sólo la UEM consigue superar esa cifra.

En cuanto a los medios y recursos, según el citado sondeo, "la diferencias entre escuelas son mayores, desde la que se sitúan por debajo del cuatro hasta las que superan el 6", grupo en el que se incluye la Universidad Europea, "que roza el 8". En concreto, la Escuela de Arte y Arquitectura de la UEM obtiene una puntuación de 7,90 puntos, frente a la media del resto de facultades españolas, que sólo alcanza una nota de 4,81.

La biblioteca es el equipamiento más utilizado por los alumnos, que frecuenta un 85 por ciento de los estudiantes, pero también se han valorado los talleres prácticos e, incluso, las universidades como centros para realizar actividades de ocio.

La encuesta advierte de "discrepancias notables entre la percepción de la calidad del profesorado y la dedicación con la que ejerce su labor", aunque matiza que estas diferencias son más acusadas en las escuelas públicas -1,2 puntos entre ambas valoraciones-, que en las privadas, donde la variación es de 0,21 puntos.

En este apartado, los estudiantes otorgan un 7,19 a la capacidad de los docentes de la UEM, algo más de un punto por encima de la media, situada en un 6,07. La dedicación de los profesores de la universidad, puntuada un 6,71, también supera la media nacional, que alcanza un 4,84.

La encuesta OPINA del curso 2004/2005 es el tercer sondeo publicado por la Fundación Caja de Arquitectos, que organizó sus anteriores ediciones en 1998 y 2002. A través de Internet, la Fundación ha recabado la opinión de 1.256 estudiantes de todos los centros españoles donde se imparte esta carrera. Comparando los datos de las pasadas ediciones, sus responsables observan "la tendencia a la equiparación entre sexos de los estudiantes de arquitectura" y constatan "una ligera superioridad de las mujeres", sobre todo en las grandes escuelas.

Además de valorar su formación, estos futuros arquitectos han señalado cuáles son sus hábitos de estudios y sus preferencias en el mundo de la Arquitectura. Con todos los cuestionarios en la mano, los responsables de OPINA han trazado el perfil del estudiante de esta especialidad: un joven que no tiene familiares arquitectos y que se toma en serio su formación, dedicándole unas cincuenta horas semanales. A pesar de ello, pocas veces ha conseguido aprobar curso por año y encuentra "graves problemas en su proceso formativo".

Se muestra escéptico sobre su futuro laboral, ya que sólo el 14 por ciento de los encuestados considera que no existen problemas para incorporarse al mercado profesional. Le gustaría trabajar para el estudio del portugués Álvaro Siza, aunque también admira a Rem Koolhaas y a MVRDV, y no descarta la docencia como profesión.

Este 'estudiante tipo' apuesta por una formación general en la que se combinen contenidos humanísticos y técnicos, se muestra partidario de introducir prácticas profesionales en los programas de estudio, sabe inglés y prefiere Internet para informarse y comunicarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006

Más información

  • La Fundación Caja Arquitectos publica la tercera encuesta a estudiantes