Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NOTICIA EN LA RED

La industria española se vuelca en el desarrollo de los satélites Galileo

Aena e Hispasat gestionarán dos estaciones del sistema europeo de posicionamiento global que competirá con el GPS - España ha conseguido buena parte de los contratos en el segmento terreno del programa

El satélite Giove-A ya orbita la Tierra desde el pasado 28 de diciembre. El primer ingenio que prueba la futura constelación Galileo, que competirá a partir de 2010 con el GPS estadounidense en el mercado del posicionamiento global, tiene corazón británico, pero en su etiqueta también brilla el made in Spain. El de Alcatel Alenia Space España, que también ha trabajado en el hermano gemelo Giove-B, que se lanzará próximamente.

Pero los Giove son sólo la punta del iceberg del megaproyecto espacial; también de la participación española. Estos satélites test permitirán optimizar el resto de satélites Galileo (27 activos y 3 de reserva) y garantizar la asignación de las frecuencias globales de radio.

Supervisada por la Empresa Común Galileo (Galileo Joint Undertaking), la fase de desarrollo, tras haber superado una posición de bloqueo de varios países, requiere 1.100 millones de euros, y está financiada al 50% por la ESA y la Comisión Europea. Aquí participa Galileo Sistemas y Servicios, integrado a sus vez en el grupo europeo Galileo Industries.

A través del programa opcional GalileoSat, España ha participado en la fase de definición de la constelación con 10,23 millones de euros a un nivel del 11% de su envolvente financiera total de 93 millones de euros. España aseguró una participación para la siguiente fase de desarrollo y validación del mismo nivel, que finalmente se concretó tras largas negociaciones en el 10,25%, según el Centro para el Desarrollo Industrial (CDTI), que gestiona la participación española en Galileo a través de la ESA.

El CDTI está satisfecho con la participación española: "Se han obtenido actividades industriales por valor de 77 millones de euros", asegura Maurici Lucena, director general del CDTI. Tan sólo en el ámbito de los Giove, Alcatel Alenia Space España ha desarrollado y suministrado las Terminales Remotas (RTU) y las unidades de Control y Monitorización de Reloj (CMCU) embarcados en los satélites, elementos que les permiten el posicionamiento, explica José Antonio Álvarez de Arcaya, director de mercadotecnia y ventas.

En el segmento terreno del programa Galileo es donde "la industria española ha obtenido unos resultados muy satisfactorios", asegura Lucena. La experiencia previa adquirida en el sistema EGNOS y otros programa de la ESA ha ayudado a España a encabezar el desarrollo del núcleo del Segmento de Control de Misión, añade. Antes de trabajar en Galileo, Indra, GMV y Sener participaron en EGNOS (paso previo europeo hacia Galileo), sistema que complementa las señales ya existentes y disponibles del GPS norteamericano, aumentando su precisión y seguridad con satélites geoestacionarios.

La empresa GMV desarrolla los dos elementos principales del segmento terreno de Galileo: los centros de orbitografía (determina y representa la órbita de los satélites) y de procesado de integridad. Asimismo, Deimos trabaja en el generador de datos de los centros de orbitografía y de generación de mensajes. Alcatel ha subcontratado a varias empresas españolas el desarrollo de equipos y subsistemas de los satélites, como el que controla la salud de los artefactos espaciales y su comunicación con los centros terrestres.

La mayor porción en el pastel terreno la tiene Indra, con el 50% de los contratos españoles en Galileo, asegura Vicente Ruiz Díaz Araque, director de Mercadotecnia y Ventas Internacionales de Indra. Trabaja en las infraestructuras más significativas, en la ingeniería global de los segmentos terrenos de misión (facilitan las señales a los receptores de usuario), de control (gestión de las órbitas) y del sistema público de búsqueda y rescate, además del área de contribución de la señal, la altimetría y el telecontrol, las pruebas en órbita y el sistema de seguridad de la señal. Y estudia por encargo de la CE aplicaciones Galileo para controlar el tráfico ferroviario y el transporte multimodal.

La fase de despliegue de Galileo, encargada al consorcio Eurely-iNavSat (en el que también participan varias empresas españolas), costará 2.200 millones de euros, la tercera parte a través de fondos públicos. Participar en la fase de desarrollo "beneficiará en la fabricación recurrente de algunos equipos en la fase de despliegue del sistema, donde será necesario completar la constelación final de 30 satélites y el segmento terreno asociado", añade Lucena. En diciembre se decidió que en Toulouse (Francia) estará la sede del concesionario Galileo; Aena e Hispasat gestionarán en España dos centros de control para servicios de navegación aérea y seguridad humana y el control de satélites, respectivamente.

ALCATEL: www.alcatel.es AENA: www.aena.es CDTI: www.cdti.es DEIMOS: www.deimos-space.com EADS CASA: www.eads.net ESA-GALILEO: www.esa.int/esaNA/galileo.html GMV: www.gmvsistemas.es HISPASAT: www.hispasat.com INDRA: www.indra.es INECO-TIFSA: www.ineco.es INSA: www.insa.es SENER: www.sener.es TELVENT: www.telvent.com

Controlar aviones y trenes

Galileo es un conglomerado de múltiples proyectos, y varias empresas españolas están realizando pequeñas pero trascendentales aportaciones, tanto para el desarrollo como para futuras aplicaciones. En la fase de validación en órbita, previa al lanzamiento de toda la constelación, Deimos Space genera para Alcatel algoritmos de integridad (proporcionan fiabilidad y continuidad) y próximamente concluirá un simulador de la señal que recibirán las estaciones terrenas.

En el ámbito terreno, colabora en el simulador del receptor de usuario de prueba que desarrolla la firma belga Septentrio. La agrupación Ineco-Tifsa está estudiando aplicaciones de Galileo en el transporte y la Empresa Común Galileo la ha escogido para encabezar los proyectos europeos GIANT (aeronáutico) y GRAIL (ferroviario), asegura Javier Pérez Diestro, director de Gestión de Tráfico Aéreo de Ineco. Telvent ya desarrolla el sistema de peaje electrónico por satélite y telefonía móvil SatTOL,L y está interesada en crear aplicaciones municipales para la gestión de mobiliario urbano o el despliegue de bomberos, protección civil o policía en situaciones de emergencia. GMV trabaja en Galileo desde los primeros estudios de la constelación promovidos por la ESA y la CE, en 1996.

Últimamente, participa en la creación de simuladores y prototipos del sistema, afirma Miguel Romay, responsable de Sistemas de Posicionamiento Global de GMV. Bajo el consorcio Polaris, desarrolla un software de evaluación de soluciones de posicionamiento, y también dirige el proyecto ADvantis, que explotará la garantía de integridad que aportarán EGNOS y Galileo, no existente en el GPS. Sener participa, entre otros, en sistemas de control de la orientación de los satélites, explica Álvaro Azcárraga, director Aeroespacial y de Sistemas. EADS Casa Espacio ha participado en la fase inicial para el lanzamiento del Giove-A y las antenas de navegación de los primeros cuatro satélites: "Es un buen pie para hacerse con las antenas del resto de los satélites de la constelación", afirma Francisco Lechón.

En el segmento vuelo, CASA desarrolla estructuras, control térmico y dispensadores que servirán para poner en órbita varios satélites simultáneamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 2006

Más información