Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Sorteo del Mundial de Alemania 2006

"En octavos hay cruces peligrosos"

Luis celebra los emparejamientos, pero se alarma ante la posibilidad de medirse a Francia y Brasil

El seleccionador nacional, Luis Aragonés, se mostró satisfecho con el resultado del sorteo. Le parece un grupo fácil. Tanto que ya piensa en la clasificación para los cuartos, y en los cruces posteriores. España, según los cálculos del técnico, podría tener que enfrentarse a Francia o Suiza, y después con Brasil. Ya vuelto a enfocar lo que sí está decidido, Aragonés considera que Ucrania es un equipo fuerte porque fue el primero en clasificarse para la fase final. No concedió excesiva importancia al hecho de tener que enfrentarse con ellos en el primer partido.

"Todos los equipos son difíciles y complicados", dijo el seleccionador, después del sorteo. "Por eso hemos llegado aquí. Pero estamos bien. Lo más preocupante son los cruces. Hay alguno tremendamente peligroso. Son difíciles a partir de cuartos. Tanto que si nos toca Suiza yo me alegraría".

Sobre los beneficios de jugar el primer partido contra el equipo más fuerte, Ucrania, dijo: "Nunca se sabe. Esas cosas nunca se pueden saber. Ucrania fue el primer equipo europeo clasificado, y eso quiere decir que tiene un buen bloque. Hay que tratar de pasar y que en los cuartos nos toque lo mejor". A la pregunta de qué equipos son favoritos del grupo, respondió: "Eso hay que demostrarlo en el campo. Sobre el papel los favoritos son Ucrania y España, pero en un Mundial el papel no sirve". A la pregunta de qué le pareció el sorteo Luis respondió: "Ha estado bien. Nos ha tocado una Ucrania que tiene su dificultad, y los otros están por ver. En un Mundial lo fácil se convierte en difícil y lo difícil en fácil".

El seleccionador piensa que España se beneficiará de tener un día más de descanso al final: "Eso nos viene bien". Tampoco parece que le preocupen a Aragonés los desplazamientos porque, dijo, "éste [Alemania] es un país pequeño y no son problemáticos". El seleccionador español dijo que conoce bien a los seleccionadores de los otros equipos, y piensa comenzar a estudiar vídeos. "Nos conocemos todos", aseguró; "pero hay que conocerlos más a fondo. Sobre todo Arabia Saudí y Túnez. A Ucrania la conocemos más".

El seleccionador concluyó la atropellada rueda de prensa con los periodistas españoles con la frase: "Estoy bien, Dios quiera que la suerte esté conmigo y con la selección española".

Tanto Luis Aragonés como el técnico de Ucrania, Oleg Blokhin, coincidieron en mostrar su satisfacción. Blokhin, al igual que su homólogo español, se frota las manos porque se siente clasificado para octavos. "Ha sido un sorteo muy favorable para nosotros", dijo el ucraniano. "Nosotros ganamos nuestro billete para la fase final en un grupo más fuerte que éste

[estaban Grecia, Turquía y Dinamarca] que nos ha tocado en Alemania".

En esto Blokhin exhibió más razones para la euforia que Luis Aragonés. El técnico español no pudo ver a su equipo ganar el pase al Mundial como primero de su grupo. Se le interpuso un puñado de selecciones débiles: Bosnia, San Marino, Lituania, Bélgica y Serbia. Y España quedó segunda por detrás de Serbia.

"Nosotros ya tenemos la experiencia de salir ganadores de un grupo fuerte", insistió el entrenador de Ucrania. "Somos capaces de meternos en octavos. Nuestro destino está en nuestras manos".

Para Blokhin, como para la mayoría de los seleccionadores del mundo, meterse en el grupo que encabeza España no es mala señal. El técnico de Túnez, Roger Lemerre, dijo que su aspiración es quedar segundo por detrás de los españoles. "Tenemos que pelear por el segundo puesto", dijo; "es difícil pero podemos conseguirlo".

Puyol, uno de los líderes de la selección española, opinó en la agencia Europa Press que la suerte lo había bendecido: "No nos podemos quejar. El grupo más fuerte es el de Argentina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 2005