Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El balance provisional del COJMA arroja un superávit de 178.000 euros

El Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos de Almería 2005 (Cojma) presentó ayer un balance provisional de su presupuesto que arroja un superávit de casi 178.000 euros. Después de presentar las cuentas ante el comité permanente el pasado jueves, el presidente del Cojma, Juan Megino, y el consejero delegado, Vicente Añó dieron a conocer las cifras que no son definitivas. La institución del Cojma pretende cerrar el presupuesto a cero para final de año, después de haber cumplido compromisos con varias empresas.

Al éxito organizativo y deportivo de la 15º edición de los Juegos Mediterráneos se ha unido el buen resultado económico que ha arrojado el balance provisional. Para el presidente del Cojma, Juan Megino, la clave de este éxito se ha debido a la importante cartera de patrocinadores lograda para el evento deportivo, que ha sido mucho más importante de las previsiones iniciales: de 7 millones a casi 23 millones de euros.

A pesar de que los gastos también han superado con creces las previsiones iniciales, se ha conseguido un superávit de casi 178.000 euros gracias al óptimo resultado en materia de patrocinio y a la futura devolución del IVA por parte de Hacienda, en cumplimiento de una sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre fiscalidad de organizaciones sin ánimo de lucro subvencionadas por la Administración. Esa devolución supondrá un importe de unos 2,5 millones de euros.

En total, los gastos de organización de los Juegos han ascendido a 50.024.537 millones de euros, mientras que los ingresos alcanzan los 50.286.336. Añó explicó que al final se equilibrarán los gastos y los ingresos con lo que el resultado final será cero.

Los ingresos privados han supuesto el 66% de los ingresos totales para el Cojma, mientras que la aportación de las administraciones ha sido del 34%, un porcentaje "a la baja" para este tipo de eventos, según fuentes del propio comité organizador.

Los gastos se dispararon en virtud a la ejecución del plan director diseñado para la organización de los Juegos, ya que de lo 32 millones presupuestados inicialmente se pasó a los 52 finales. El incremento en 20 millones también estuvo relacionado con la adecuación de algunas instalaciones deportivas (más de tres millones de euros) que en un principio iban a sufragar los ayuntamientos subsede de los Juegos pero que finalmente abordó el propio Cojma.

Según Megino se han cubierto los objetivos y el modelo de organización de Almería 2005 ha sido "ejemplar". El Cojma será objeto una auditoría de sus cuentas el próximo mayo. Para final de año se presentará el libro conmemorativo de los Juegos Mediterráneos y para 2006 la memoria de este evento, de manera que pueda ser utilizada como material de consulta para la ciudad de Pescara (Italia), próxima sede de los Juegos Mediterráneos en 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 2005