Heras, positivo por EPO

El ganador de la Vuelta no superó el control al que se sometió en la penúltima etapa de la ronda española

Roberto Heras ha resultado positivo por EPO tras el control antidopaje al que se sometió en Alcalá de Henares al término de la penúltima etapa de la pasada Vuelta, el 17 de septiembre, según confirmó a este diario Manuel Piñera, presidente del equipo Liberty. Si el contraanálisis, que está previsto efectuar el próximo día 21, confirma el resultado, el ciclista bejarano, de 31 años, se vería despojado de la última de las cuatro Vueltas a España que figuran en su palmarés y sería sancionado con dos años de suspensión. El ruso Denis Menchov, segundo clasificado en la general, se convertiría, así, en el ganador final de la Vuelta 2005. "Me ha sorprendido muchísimo", dijo Roberto Heras, en conversación telefónica desde su casa de Béjar (Salamanca). "Estoy convencido de que se trata de un error porque nunca he tomado nada".

Roberto Heras, ganador también de las Vueltas de 2000, 2003 y 2004, se impuso en la de 2005, en la que no logró despegar en la montaña a Menchov hasta que en un espectacular día en los montes de la cuenca minera astur-leonesa una emboscada conjunta de todo su equipo aisló al ruso. Después, la última semana de la Vuelta fue un paseo triunfal del diminuto escalador de Béjar, quien rubricó su triunfo con una espectacular prestación en la contrarreloj llana de Alcalá de Henares, en la que rodó a más de 56 kilómetros por hora y que sólo perdió por seis décimas ante el gran especialista Rubén Plaza. Su rendimiento en la Vuelta fue más espectacular aún si se compara con su triste actuación en las últimas ediciones del Tour de Francia. El suyo es el segundo caso de dopaje en la ronda española de 2005, tras el de Aitor González, ganador en 2002, positivo por un anabolizante.

El resultado del análisis, efectuado en el laboratorio antidopaje de Madrid, lo recibieron los dirigentes de su equipo la pasada semana, mes y medio después del final de la carrera. Posteriormente recibió la notificación Heras. La causa de la tardanza entre el control, el análisis y la comunicación del resultado es la gran cautela con la que actúa el laboratorio del CSD en todo lo referente a los positivos por EPO, después de que algunos análisis, inicialmente certificados como positivos por EPO exógena, una hormona que estimula la fabricación de glóbulos rojos -los encargados de transportar el oxígeno a los músculos-, posteriormente fueran anulados debido a que otras proteínas eliminadas por la orina tienen un perfil muy similar y conducen a equívocos. A raíz de ese caso, el laboratorio de Madrid envía los resultados sospechosos a los de París y Lausana para que confirmen que, efectivamente, se trata de EPO.

El equipo Liberty, nada más recibir la notificación, suspendió de empleo y sueldo al corredor bejarano cautelarmente e inició una investigación interna.

Todo ello sin olvidarse de la presunción de inocencia. La próxima temporada, Roberto Heras tenía previsto correr el Giro de Italia en mayo y posteriormente elegir entre el Tour de Francia y la Vuelta a España.

En la ronda francesa, en caso de acudir, compartiría liderazgo con el último gran fichaje estrella del equipo de Manolo Saiz, el kazajo Alexander Vinokúrov, que en la pasada edición fue uno de sus animadores.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS