Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sindicato UAGA propone retirar a Quintana como gerente de Abeltzain

El sindicato alavés agrario UAGA tiene ya decidido quitar al veterinario José Fernando Quintana de la gerencia de Abeltzain, cooperativa de servicios veterinarios que tiene delegado por contrato prácticamente en exclusiva la identificación y la sanidad animal en Álava. Oficialmente el sindicato lo desmiente, sin embargo, en reuniones con la propia Abeltzain, con la cooperativa Sergal (antigua federación de asociaciones ganaderas de Álava) y con la Diputación de Álava ha propuesto la medida.

El portavoz de esta idea de cambio de gerencia ha sido el vicepresidente de UAGA y presidente de Abeltzain, Félix Ajuria. Este diario viene publicando desde el pasado 16 de septiembre irregularidades en el Servicio de Ganadería de Álava y en las explotaciones de familiares de Quintana. En casa de su compañera sentimental murió el pasado julio una vaca loca que ha tenido problemas de identificación y vida en los registros ganaderos. Además, algunas de las explotaciones no pasan las pertinentes campañas sanitarias, lo que podría poner en cuestión algunas de las primas ganaderas. Desde UAGA se asegura que la potestad para retirar a Quintana de la gerencia no es suya, sin embargo, ha hecho formalmente la propuesta, que implica mantenerle como veterinario habilitado.

UAGA, principal socio de Abeltzain, y asociado al sindicato EHNE, ha abierto una campaña para hacer creer que los datos publicados por este diario son falsos. De hecho, el último número de su revista, Ardatza, se apoya en el informe realizado hace dos semanas por el jefe del servicio de Ganadería de Álava, Florencio Beltrán de Heredia, para desacreditar la información. En dicho documento de autojustificación se asegura, entre otras cosas, que la Unión Europea autoriza los muestreos en las campañas sanitarias; lo que es falso. En la propia Abeltzain se ha discutido la posibilidad de dar su apoyo al informe de Ganadería, pero finalmente se ha desistido. En Abeltzain, Quintana cuenta con veterinarios afines, como Santiago Larreina, que firmó sus últimas campañas sanitarias parciales.

Beltrán de Heredia se ha convertido en el principal aval de Quintana quien, según varias fuentes, ha advertido tanto a Sergal como a Abeltzain y a la UAGA de que la salida de Quintana de la gerencia o incluso de su trabajo como veterinario, podría suponer la pérdida de las ayudas forales que reciben estas instituciones. Entre los ganaderos alaveses existe miedo a hablar, indignación, y muchos temen que cualquier queja pueda tener consecuencias negativas para sus explotaciones, que dependen en parte de las ayudas públicas, pero preguntan sobre la falta de actuación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2005