Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tapia, técnico del Málaga, pide una sanción para Torres y los brasileños del Madrid

El técnico del Málaga, Antonio Tapia, calificó ayer como "incitación a la violencia y una provocación al espectador, que debería estar sancionada", la celebración del gol por parte de Fernando Torres, delantero del Atlético de Madrid, en el encuentro que enfrentó a ambos equipos la pasada jornada. Torres consiguió el tanto de penalti y, posteriormente, se tapó las orejas con las manos y sacó la lengua cuando se dirigía a una de las esquinas de la zona de fondo del estadio de La Rosaleda. El delantero explicó después que era una celebración que tenía pactada con Jorge Larena como dedicatoria al ex centrocampista del Atlético, que ahora juega en el Celta.

Tapia dijo, no obstante, que "lo de la lengua se vio hasta desde el banquillo" y agregó que "tiene la lengua muy larga y viperina" porque "habla cosas que no tienen sentido, como que el seleccionador no le da confianza, y ésa hay que ganársela en el terreno de juego". El técnico malaguista pidió una sanción para Torres y añadió: "Igual que nos van a multar por el lanzamiento de objetos, también debe ser multado el jugador", ya que lo que hizo "fue una falta de respeto y una provocación al graderío".

Sobre la actitud de los jugadores madridistas, en la celebración de sus goles, dijo que "es una falta de respeto lo de la cucaracha y el canguro y debería ser sancionado porque los goles se celebran con los compañeros".

El delantero granadino Paco Esteban comentó, acerca del gesto de Torres, que "fue una tontería muy grande" debido a que se pueden celebrar los goles "con el respeto que los aficionados se merecen". Y apostilló: "Parece que metió un gol en la final de la Liga de Campeones y fue un penalti que no fue".

Duda y Saviola

Por otra parte, el presidente del Sevilla, José María del Nido, reconoció ayer el interés de su club por Duda, jugador del Málaga al que la directiva impide jugar por haberse negado a renovar su contrato. "Es un futbolista que nos ha interesado esta temporada y por el que hemos pedido precio hace mes y medio o dos meses", dijo Del Nido, que agregó: "Si mi director deportivo dice que vayamos a por Duda, el Málaga lo quiere vender y Duda quiere venir al Sevilla, se haría un intento por incorporarlo, pero me da a mí que no coinciden ninguna de las circunstancias".

Del Nido admitió que el pasado verano llegó a un acuerdo con Joan Laporta, el presidente del Barcelona, por el que se comprometía a no interferir en el levantamiento de la sanción de dos partidos de cierre del Camp Nou si el Barcelona le cedía al delantero argentino Saviola. Dal Nido había amenazado con impugnar cualquier decisión contraria al cierre del estadio azulgrana, pero el interés por Saviola le hizo cambiar de parecer. "Lo contrario", dijo el dirigente sevillista, "habría sido ir en contra de nuestros intereses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de octubre de 2005